Entrevista Juan Cebrián

“El mayor logro de Saceco ha sido unir a la categoría”

  • Cebrián defiende que cuanto menor sea el grupo, mayor es la necesidad de estar en un sindicato que defienda sus intereses sin interferencias

  • No entendemos un sindicalismo de rodillas a la empresa

Juan Cebrián,  fundador y presidente del Sindicado Andaluz de Celadores Conductores

Juan Cebrián, fundador y presidente del Sindicado Andaluz de Celadores Conductores

Convencido y entregado a su gran proyecto: el Sindicato Andaluz de Celadores Conductores, en corto, Saceco, con sede principal en la Cámara de Comercio de Granada. Juan Cebrián, presidente de este movimiento independiente (hasta el mes de septiembre que se jubilará), se define como un sindicalista “atípico”, porque desde que lo fundó en 2012 ha compaginado trabajo y sindicato “sin horas sindicales”. Con el móvil siempre disponible y con muchas ganas de dar pasitos al frente en los derechos de un colectivo minoritario, Cebrián se muestra satisfecho con el crecimiento de Saceco, siempre “gracias al equipo de colaboradores que han hecho el camino más fácil” en los distintos centros. Llegó casi por casualidad al servicio de conductor del SAS en Atención Primaria, más adelante celador-conductor en lo que lleva cerca de 30 años.

Celador -Conductor es una categoría que solo existe en Andalucía y aglutina tres funciones en una persona”

–¿Cuál es la labor de un celador-conductor?

–Esta categoría, que sólo existe en Andalucía, es un híbrido que nadie entiende. Somos tres en uno, pero con un sueldo. Tenemos todas las funciones del conductor, las del celador, y no contentos con eso, hicieron un decreto que nos dice que también tenemos que colaborar en funciones administrativas. Estamos usurpando funciones de otras categorías profesionales que no son la nuestra, que existen en el SAS pero que en Atención Primaria nos las han colocado a nosotros por decreto. Imagínate que mañana sacan una categoría que es enfermero-médico-técnico. Cuando esto sucedió ningún sindicato de los grandes se plantó. Si esas categorías existen, no hay por qué cargárselas.

–¿Qué le motivo para poner en marcha Saceco?

–Después de 20 años de afiliado en CSIF, seis con dedicación exclusiva, agrupe a la categoría como vocalía de Celadores Conductores. Y de ahí a montar el sindicato independiente fue cuestión de tiempo. En mayo de 2012 registramos Saceco. Una época difícil, en plena crisis. Muchos no nos echaron más de tres meses de vida, pero ya han pasado seis años.

–¿Tuvieron apoyo de otros sindicatos?

–Poco, puntual y escaso de sindicatos profesionales, como el médico o el de enfermería. El resto lo que nos ponen son piedras en el camino. Somos competencia. Esto funciona como los partidos políticos, bipartidismo y cuantas menos opciones haya mejor. En los sindicatos igual, CCOO, UGT y CSIF. Hacerse un hueco es muy complicado y más si eres independiente.

–¿Por qué?

–Porque tenemos un modelo sindical inapropiado. Yo no puedo o debo cobrar de una empresa a la que luego debo reclamarle o denunciarla. ¿Qué pasa en este país? El modelo está mal para el sindicato y mal para los trabajadores. Cuando un sindicato consigue unas mejoras, las consigue para todos, pero nuestro modelo sindical permite que muchísimas personas que nunca han estado afiliadas, obtengan el mismo resultado de los que estamos pagando, trabajando y colaborando.

–¿Cómo se hace en otros países cercanos?

–La sindicación es obligatoria. Los sindicatos deben vivir de la cuota de sus trabajadores y no subvencionados por la empresa a la que luego tendrán que reclamarle. ¿Qué es lo que pasa aquí? que CCOO, UGT y CSI-F se llevan muchos millones de euros todos los años, les ponen edificios... Nosotros no hemos recibido, ni queremos ningún tipo de subvención, porque partimos de la idea de que no puedo ir a denunciar a alguien que me mantiene. No entendemos un sindicalismo de rodillas a la empresa. UGT o CCOO dice ¿qué no tengo afiliados? ¿Qué tengo escasa representación? A mí me da lo mismo. A ellos les da igual, porque la administración les da las horas que quiere, les da el dinero que quieren, les ponen edificios en todas las provincias... con qué cara vas luego a decirle a la administración: “Hombre es que no me paga usted”. Cállate y vete porque si no vas a perder más. Por eso, deben de proliferar cada vez más los sindicatos independientes profesionales, que no estén vinculados a la administración.

Mi deseo para el futuro del sindicato de Saceco es que continúe creciendo y consiguiendo logros”

–¿Cual fue la primera mejora que consiguió usted como sindicalista para su categoría?

–El pago de dietas en las Urgencias. Antes el Servicio Andaluz pagaba las dietas de las guardias a médicos y enfermeros, en un centro de Urgencias. A los celadores conductores, no. Fuimos al juzgado y se ganó, porque lo planteamos como un conflicto colectivo.

–Casi 2.000 celadores conductores en Andalucía... ¿cómo se llega a toda la comunidad?

–El primer despacho lo pague de mi bolsillo. Ahora como hay recursos, viajo a las provincias. En Sevilla hay dos delegados... formación, información, pagina web una aplicación para el móvil... Hemos conseguido cosas conforme hemos conseguido recursos económicos. Ahora lo que importa es el futuro del sindicato. Gente más joven y formada. En las próximas elecciones y años , el sindicato se va a posicionar bien. Saceco está preparado para seguir adelante.

–¿Cuál considera que ha sido el mayor logro en estos años?

–Unir la categoría. Somos pocos, si además, estamos divididos en sindicatos, no conseguimos que hagan nada por nosotros, ya que sí hay un conflicto con otra categoría, el sindicato siempre se va a decantar por los que tienen mayor representación. Por lo que cuanto más pequeña es la categoría, más necesidad de estar representados en un sindicato profesional que defienda sus intereses sin interferencias. Con este argumento he conseguido que un grupo importante de compañeros se agrupe en torno a un proyecto que he ido vendiendo y que ha dado su resultado. El 90% de los enfermeros está agrupado en su sindicato, el otro 10 %, en el resto. Los médicos igual. Sin embargo, aquí cuesta muchísimo, que la gente se conciencie de la necesidad.

–¿Qué espera para el sindicato en los próximos años?

–Que siga creciendo. Que cuando me jubile, que será este año, quien se quede al frente lo haga mejor que yo, porque ya contamos con recursos. Tenemos más de 1.000 afiliados, ingresos, formación, vocalía de técnicos en emergencias sanitarias... En definitiva, que el sindicato se llene de sabia joven y bien preparada.

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios