Prevención

La falta de calcio y la mala hidratación aumentan el riesgo de cálculos renales

  • Cuando aparecen los cálculos algunas personas deducen que tienen que moderar su consumo.

Concumir poco calcio y beber poco agua puede aumentar el riesgo de sufrir piedras en el riñón. Ese es el planteamiento de un estudio que ha observado cómo la posibilidad de desarrollar cálculos renales por primera vez disminuía a medida que aumentaba el consumo de calcio y de líquidos. Del mismo modo, el riesgo crecía cuando se aumentaba la ingesta de sodio. El estudio ha sido coordinado por el doctor Mathew Sorensen, urólogo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington, en Seattle, estados Unidos, y apereció recientemente publicado en Journal of Urology.

"Cuando aparecen los cálculos, muchos pacientes deducen que tienen que ingerir menos calcio", indicó. Pero "un buen consejo general" es mantener el consumo habitual de lácteos y, si se ingieren suplementos con calcio, consultarle al médico si hay que suspenderlos. El estudio incluyó a 78.293 mujeres de Estados Unidos controladas durante ocho años.

En ese período, el 2,5% (una de cada 40) desarrolló cálculos renales por primera vez. El 20% de las mujeres que más calcio ingerían al inicio del estudio tenía un 28% menos posibilidades de desarrollar cálculos renales que el 20% de las que menos calcio consumía. Las participantes ingerían alrededor de 800 miligramos de calcio por día.

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios