Desinfección Covid-19

Los puntos calientes de contagio del Covid-19 en casa: cómo desinfectarlos bien

Siempre ha sido importante la limpieza y desinfección del hogar, pero hoy en día, debido a la pandemia de Covid-19, debemos prestar especial interés en ella, haciendo hincapié en aquellos puntos que están directamente en contacto con las manos de distintas personas convirtiéndose en focos de infección o puntos calientes.

Parece que la cocina y el baño, desde siempre, debido a que son los lugares con más olores y materia orgánica, son los que más a menudo limpiamos, sobre todo si en casa somos varios convivientes, no obstante, no podemos olvidar limpiar con frecuencia los demás puntos claves comunes de casa que tienen contacto con más personas, ya que en ellos también existe una enorme concentración de bacterias y pueden infectarse por virus. 

Limpiar y desinfectar no es lo mismo

La desinfección va más allá de la simple limpieza, puesto que se necesitan productos especiales para combatir el virus. El Ministerio de Sanidad ha regulado un listado de virucidas autorizados 

Para limpiar y desinfectar objetos o superficies delicadas como smartphones o vitrocerámicas, se recomienda utilizar a diario paños de microfibra o trapos humedecidos, junto con el producto desinfectante oportuno, ya que los estropajos comunes podrían rayar, causando, por tanto, su deterioro.

Con respecto a los productos, es importante tener en cuenta el uso de productos no abrasivos, como la lejía o el amoniaco, pues resultan demasiado agresivos, así como asegurarnos que antes de la limpieza y desinfección el dispositivo, en caso de ser electrónico, esté completamente desconectado. 

Antes de limpiar, dejar enfriar el aparato, extraerle pilas y baterías, apagarlo y desenchufarlo

También es fundamental que los líquidos no entren en contacto con las aperturas, como puede suceder a la hora de limpiar o desinfectar cepillos de dientes eléctricos, pen-drives o auriculares, así como no pulverizar directamente sobre el aparato.

En el caso de los móviles, que son unos de los mayores puntos calientes, se recomienda utilizar un trapo de microfibra para lentes, en la limpieza y desinfección de la funda sería suficiente el uso de agua y jabón y una toallita desinfectante, respectivamente. 

Para limpiar pantallas, lo mejor es usar un trapo seco y un producto neutro. Si los dispositivos no tienen pantallas, como en el caso de los cargadores, el paño puede ser húmedo, aunque no se debe tocar la parte que esté en contacto con la electricidad. Además, se puede utilizar un cepillo de dientes para acabar con los restos acumulados en las rejillas, por ejemplo, de los auriculares.

Si los objetos no son eléctricos, no hay riesgo en utilizar trapos húmedos y pulverizar producto desinfectante directamente sobre ellos, aunque si estos son delicados, mejor utilizar simplemente agua y jabón.

La desinfección de mascarillas se debe se puede realizar de varios modos:

  • Lavadora: utilizar un detergente normal más un aditivo desinfectante en un programa de lavado a  30º y dejarla secar correctamente.
  • A mano: sumergir la mascarilla en una disolución de producto desinfectante y agua tibia. durante 15 minutos, lavarla con agua y jabón, aclararla bien para asegurarnos de que no quede ningún resto y dejarla secar.

Cómo manipular la mascarilla

  • Al ponerla, que cubra completamente la boca y la nariz.
  • Al llevarla puesta, que quede pegada al rostro correctamente y que se toque lo menos posible.
  • Al quitarla, hacerlo por las tiras, retirando la goma de una oreja y más tarde, de la otra

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios