Salud

La exposición pasiva al tabaco afecta al neurodesarrollo del bebé

  • Varios estudios han analizado ya el impacto de la nicotina en la salud y el desarrollo del feto

Comentarios 1

Más del 10% de las mujeres fuman a lo largo de sus embarazos (algunos estudios indican que este porcentaje es 15% o más, y varía según la edad). Las mujeres embarazadas de entre 18 y 25 años fumaron a tasas mayores, con más del 20% habiendo fumado durante el último mes, en comparación con casi el 13% de las mujeres de 26 años o más.

Fumar está asociado con un mayor riesgo de parto prematuro y muerte infantil. En comparación con los bebés que nacen de mujeres que no fuman, los bebés de mujeres fumadoras tienen un riesgo ligeramente mayor de defectos cardiacos, labio leporino y paladar hendido, y posiblemente otros defectos de nacimiento. La investigación también sugiere que los bebés de madres que fuman durante y después del embarazo tienen una probabilidad de tres a cuatro veces mayor de morir del síndrome de muerte súbita (SIDS) en comparación con bebés nacidos de madres que no fuman.

Una de las evidencias clave sobre el impacto de la nictotina en el desarrollo neurológico del bebé viene de un trabajo de investigación publicado este año en España. La investigación , liderada por expertos del Centro de Evaluación y Medida de la Conducta (CRAMC) de la Universidad Rovira i Virgili y publicada en la revista Early Human Development, da un paso más allá y analiza también los efectos en el recién nacido del consumo pasivo de tabaco en el embarazo. Así, evaluaron el comportamiento de 282 recién nacidos sanos mediante la Escala de Evaluación del Comportamiento Neonatal, que permite interactuar con el recién nacido y evaluar su comportamiento y respuestas, entre las 48 y las 72 horas de vida.

De las madres estudiadas, el 22% fumaron durante el embarazo y apenas el 6% se expusieron pasivamente al humo de tabaco. De las fumadoras, el 12,4% consumían entre 1 y 5 cigarrillos por día; un 6,7% entre 6 y 10; y un 2,8% de 10 a 15 diarios. Ninguna de las madres fumaba más de 15 cigarrillos por día.

"Los recién nacidos que han estados expuestos intrauterinamente a la nicotina -tanto de manera activa como pasiva- presentan afectación en varios aspectos de su desarrollo neuroconductual que pueden ser indicadores de futuras patologías, independientemente de factores sociodemográficos, obstétricos y pediátricos", explican a SINC Josefa Canals y Carmen Hernández, autoras principales del trabajo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios