Salud y Bienestar

Un estudio demuestra que la falta de sueño en la infancia aumenta el apetito

Investigadores del University College de Londres, Reino Unido, han descubierto que los niños pequeños que no duermen lo suficiente suelen tener más ganas de comer, lo que les puede hacer más propensos al sobrepeso u obesidad, según los resultados de un trabajo que publica la revista International Journal of Obesity.

En concreto, el trabajo demostró que *los niños de cinco años que dormían menos de 11 horas por la noche tenían más ganas de comer cuando veían o se les recordaba su alimento preferido*, en comparación con los que dormían más. Además, también tenían un mayor índice de masa corporal (IMC). Algunos estudios anteriores que utilizaron imágenes cerebrales en adultos han demostrado que la falta de sueño aumenta la capacidad de respuesta en las regiones de recompensa del cerebro ante imágenes de alimentos.

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios