Salud

Un entrenamiento cerebral personalizado ayuda a combatir deterioro cognitivo

  • Los ejercicios no son 100% lúdicos pero favorecen la mejora de la capacidad cerebral en casos de cáncero esclerosis múltiple y reduce en un 30% el riesgo de Alzheimer.

Comentarios 1

Un entrenamiento cerebral personalizado ayuda a combatir el deterioro cognitivo y mejora los problemas de insomnio o las secuelas de memoria que provoca la quimioterapia, según el fundador del Centro para el Estudio del Estrés Psicológico de la Universidad de Haifa (Israel), Scholmo Breznitz.

Si hace unas semanas un estudio de la revista Nature ponía en duda la utilidad de los videojuegos de brain training para mantener fresco el cerebro -de los que se han vendido millones de unidades en todo el mundo- Breznitz ha defendido este miércoles científicamente el programa de ejercicio por ordenador que ofrece su empresa Cognifit, que se basa en la personalización, lo que evita la "rutina" de los juegos estándar con los que sólo se mejoran algunas capacidades concretas.

Este neuropsicólogo ha remarcado que al igual que el ejercicio físico es fundamental para la salud, el cerebro, "el principal órgano del cuerpo", que aunque es "sumamente eficaz" tiene una tendencia a la pereza, requiere un trabajo constante a lo largo de la vida para mantener sus capacidades.

En este sentido, ha afirmado que hay una cifra estadística "dramática" que refleja esta necesidad: las personas con estudios universitarios que mantienen una actividad intelectual variada a lo largo de su vida tienen un 30% menos de riesgo de verse afectadas por enfermedades como la demencia senil o el Alzehimer, "un porcentaje mucho mayor que el componente genético".

Además de ayudar a sortear estas enfermedades en adultos que a partir de los 50 años van perdiendo capacidad cognitiva (olvido de palabras o de donde han dejado alguna cosa), estudios hechos a personas con un entrenamiento personalizado han mostrado su eficacia en pacientes con problemas de dislexia, insomnio e incluso en enfermos de esclerosis múltiple, que gracias a estos ejercicios ven mejorar su habilidad cognitiva y capacidad de neuroplasticidad.

Breznitz ha señalado que estos entrenamientos son también adecuados para enfermos de cáncer que debido a la quimioterapia, suelen padecer problemas de deterioro cognitivo, y ha apuntado el estudio que la Universidad de Yale está elaborando con mujeres en tratamiento preventivo por un cáncer de mama.

Este neuropsicólogo, que creo Cognitif en 1999, ha señalado que la forma de mantener el cerebro en buen estado es ofrecerle nuevos estímulos que generan nuevas conexiones neuronales básicas, que reducen la muerte de las células cerebrales más necesarias.

Entre otras capacidades, el programa "que no es 100% lúdico", sirve para activar e incrementar la memoria a corto plazo o funcional (que discierne lo que es esencial necesario recordar o no), la atención dividida (capacidad de hacer más de una tarea a la vez), la coordinación motriz (sincronización entre la mano y los ojos), la percepción, la denominación (elegir las palabras adecuadas) o el tiempo de respuesta ante estímulos, entre otros,

Los ejercicios para mejorar la capacidad cognitiva han de ser diferentes en cada caso, para buscar los fallos de cada persona, y huir de la rutina repetitiva de cualquier actividad a la que el cerebro se acostumbra.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios