Salud y Bienestar

La dieta saludable de la madre protege el corazón del bebé

  • Un estudio indica que las mujeres que siguen una alimentación sana disminuyen el riesgo de cardiopatías congénitas.

Las mujeres que siguen dietas saludables antes del embarazo son menos propensas a tener un bebé con una cardiopatía congénita, informan unos investigadores. Las mujeres que seguían una dieta muy saludable tenían un 37 % menos de probabilidades que las que comían una dieta mala de tener un bebé con tetralogía de Fallot, un defecto cardiaco complejo que provoca que los bebés se vuelvan de color azul porque su sangre no puede transportar el suficiente oxígeno. Las mujeres también tenían un 23 por ciento menos de probabilidades de tener un bebé nacido con un defecto septal auricular, o un agujero en la pared que separa las dos cámaras superiores del corazón, según el estudio.

El mayor beneficio para las mujeres y sus bebés provino de una dieta rica en verduras, frutas, frutos secos, legumbres, granos integrales y pescado, con una ingesta limitada de productos lácteos, carne y dulces, según los investigadores. Los alimentos ricos en nutrientes como el ácido fólico, el hierro y el calcio también se consideraron saludables, señalaron los autores del estudio. "Cuanto más aumentaba la calidad de la dieta, menor era el riesgo de anomalías cardiacas congénitas", dijo el autor principal, el Dr. Lorenzo Botto, profesor de pediatría y genetista médico en la Facultad de Medicina de la Universidad de Utah.

Pero este estudio no demuestra que haya una relación de causalidad entre una dieta sana y un menor riesgo de cardiopatías congénitas. La investigación solamente mostró una asociación entre ambas cosas. El estudio aparece en la revista Archives of Disease in Childhood.

Las cardiopatías congénitas afectan a uno de cada 100 recién nacidos en Estados Unidos, y provocan casi una de cada cuatro muertes de bebés relacionadas con malformaciones congénitas, según la información de respaldo del estudio. "Son habituales, son críticas y realmente no sabemos cómo prevenirlas", comentó Botto. El nuevo estudio estuvo inspirado por unos hallazgos previos que sostuvieron que una dieta de gran calidad podría reducir el riesgo de malformaciones congénitas, como el paladar hendido o la espina bífida, dijo Botto.

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios