w HLA Inmaculada invierte más de 50.000€ en tecnología para diagnosticar patologías cardiacas

El corazón a punto en HLA Inmaculada

  • El hospital incorpora la ergoespirometría a la Unidad de rehabilitación cardiaca, tanto para pacientes con cardiopatía como para deportistas

  • Los doctores Consuelo Aracil y Antonio Arrebola están al frente de la Unidad

La doctora Consuelo Aracil y el doctor Antonio Arrebola junto a las máquinas en las que se realiza la ergoespirometría. La doctora Consuelo Aracil y el doctor Antonio Arrebola junto a las máquinas en las que se realiza la ergoespirometría.

La doctora Consuelo Aracil y el doctor Antonio Arrebola junto a las máquinas en las que se realiza la ergoespirometría. / Carlos Gil

La Unidad de Cardiología de HLA Inmaculada realiza en sus consultas una de las técnicas más valoradas por los deportistas: la ergoespirometría. Se trata de una prueba relacionada con la rehabilitación cardiaca (RC), que ha demostrado su eficacia en pacientes que han sufrido infarto de miocardio, que han sido sometidos a cirugía cardiaca o revascularización, o que presentan insuficiencia cardiaca. Esta especialidad, que en principio está destinada a la población general con problemas cardiacos, se ha hecho fuerte en el mundo deportivo, donde sacan provecho a esta tecnología.

El hospital ha realizado una inversión, superior a los 50.000 euros en maquinaria de última generación gestionada por profesionales de amplia experiencia como los cardiólogos de HLA Inmaculada Antonio Arrebola y Consuelo Aracil.

La ergoespirometría evalúa el efecto que causa sobre el corazón el ejercicio físico. Además, según el doctor Arrebola, la utilidad de la ergoespirometría como prueba diagnóstica permite, no solo evaluar la respuesta del organismo a un ejercicio físico, sino también datos del intercambio gaseoso respiratorio y de la ventilación pulmonar. “En pacientes con cardiopatía, por ejemplo, si tienen ahogo podemos diferenciar si es una causa cardiológica o neumológica”, indica el doctor Arrebola.

La Unidad de Cardiología de HLA Inmaculada dispone de un programa de rehabilitación cardiaca, que consiste en una serie de entrenamientos y charlas educativas diseñadas a medida y de modo individualizado-. “Lo que nos permite saber en qué momento el paciente pasa de un metabolismo aeróbico a otro anaeróbico y así programar a medida evitando riesgos e intentando sacar el máximo beneficio. La duración del trabajo establecido es variable en función del riesgo del paciente, pero como media se extiende entre cuatro y seis semanas”, explica la doctora Aracil. Según el doctor Arrebola este tipo de programas suponen un beneficio de morbimobilidad, los pacientes que se someten a estos viven más y mejor.

En personas asintomáticas la ergoespirometría ha despertado gran interés, porque permite saber en qué momentos se utiliza el oxígeno para producir energía y en cuáles no. Este dato es relevante en la mayoría de los programas de ejercicio para deportistas, tanto a nivel profesional como amateur, pues permite optimizar los ejercicios y evita sobrepasar o infrautilizar las posibilidades del deportista. Entre los numerosos deportistas al los que se realiza esta prueba en HLA Inmaculada se encuentran las canteras de la provincia o el CB Granada.

La ergoespirometría debe ser supervisada e interpretada por cardiólogos, para aprovechar al máximo la cantidad de datos que ofrece. Los especialistas en medicina deportiva de HLA Inmaculada, destacan la importancia de realizar reconocimientos cardiológicos pre-participación deportiva que ayuden a prevenir casos de muerte súbita. Algunos screening de deportistas hacen pruebas que no permiten diagnosticar síntomas que pueden producir una muerte súbita, por lo que dan una falsa sensación de seguridad. Por eso es fundamental que un screening de deportistas lo hagan personal formado y especializado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios