Málaga

La ampliación del Colegio Médico estará acabada a finales de 2010

  • La obra supone una inversión de 2,5 millones y permitirá crear una guardería

Las salas donde en el siglo pasado las Bodegas Barceló embotellaban el vino se convertirán en poco más de un año en las aulas de formación del Colegio de Médicos de Málaga. La obra de ampliación del edificio de la entidad colegial comenzó el pasado mes de agosto y está prevista que acabe a finales de 2010 tras una inversión de 2,5 millones. Hasta ahora, el Colegio sólo utilizaba una parte del inmueble. Con el nuevo proyecto, duplicará la superficie en uso, creará una guardería y pondrá en marcha una incubadora de consultas para que los médicos recién recibidos puedan probar suerte por su cuenta.

El presidente de la institución, Juan José Sánchez Luque, aclara que la ampliación "no supondrá ningún coste adicional a los colegiados porque se autofinanciará" con el alquiler de algunos de los espacios que se crearán. Aunque la finalización del conjunto de la obra está prevista para finales de 2010, Sánchez Luque apuntó que se irá abriendo por fases antes de esa fecha. En diciembre de este año, se habilitarán el salón de actos y la sala de exposiciones que están siendo remozados dentro del mismo proyecto.

En abril de 2010 estará operativa el área destinada al club médico y en septiembre de ese año entrará en funcionamiento la guardería, que tendrá un centenar de plazas y se levantará en uno de los laterales del edificio. En estas instalaciones tendrán prioridad los hijos de los colegiados, aunque aquellos sitios que queden libres se ofertarán al público en general. El proyecto -que guarda armonía con la primera fase de reforma del edificio acometida durante la gestión del anterior presidente, Enrique López Peña- prevé dos lucernarios para dar luz natural a las dependencias.

En la parte nueva -donde antiguamente la bodega tenía los bidones de vino y que hasta ahora era una estructura en desuso porque no se había podido acometer la reforma- se construirá un ala compuesta de sótano y tres plantas. Allí se ubicará una cafetería, la incubadora de consultas, un centro médico deportivo y un salón de actos destinado a formación. El otro -el que se destina a fiestas y que el Colegio suele alquilar a particulares- mantendrá su ubicación aunque se modificará en uno de sus laterales para albergar la guardería. También en el área de nueva creación se habilitarán unas dependencias para que funcione una entidad bancaria. La idea es que muchas de estas instalaciones se alquilen para sufragar la hipoteca suscrita para hacer el proyecto. El edificio, ubicado en la calle Curtidores, data de mediados del siglo XX. Hace 11 años, la directiva de López Peña reformó una parte para poder utilizarla como sede. Ahora se acomete una segunda fase de la remodelación del inmueble. "Esta obra es una apuesta por incrementar el patrimonio del Colegio", insistió el presidente. Frente a la sede está previsto un bulevar que mejorará el entorno.

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios