Día Mundial

El alcance del dolor más allá de lo físico

  • El dolor crónico tiene un impacto determinante en la calidad de vida de las personas, en su psique y en el entorno social, laboral y personal.

El dolor es una "experiencia sensorial o emocional desagradable, asociada a daño tisular real o potencial", según la definición de la Asociación Internacional de Estudio del Dolor (IASP).

Existen varias maneras de clasificar el dolor. La más común es la que atiende a su evolución en el tiempo y que divide el dolor en agudo o crónico, dependiendo de si se sufre de manera esporádica o permanente. La Organización Mundial de la Salud declara que: "el dolor crónico es una enfermedad y su tratamiento, un derecho humano".

Además, según el médico español Fernando Cervero, presidente de la IASP, "el alivio del dolor, a través del estudio y desarrollo de nuevas y mejores terapias, es probablemente la actividad más ineludible que el personal sanitario debe realizar".

La trascendencia del dolor va más allá de los aspectos físicos que desencadena. Se trata de un problema sanitario importante cuyas consecuencias merman considerablemente la calidad de vida de quienes lo padecen lo que, sin duda, influye de forma negativa en su entorno social, laboral y en sus relaciones personales.

Alrededor de uno de cada cinco españoles padece dolor crónico, siendo este problema el principal síntoma del 42,8% de los pacientes que acuden a los servicios de Urgencias, según ha informado este viernes el secretario de la Sociedad Española del Dolor (SED), Victor Mayoral, con motivo de la celebración del Día Mundial contra esta afectación.

El dolor crónico está *considerado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una enfermedad* y, por ello, su tratamiento debe ser un "derecho". Según datos de la Sociedad Española del Dolor , *el 54,9 % de la población ha padecido dolor en los últimos meses* y, si se tienen en cuenta las cefaleas, dolores postoperatorios y oncológicos, este porcentaje seeleva hasta el 61,5 por ciento.

Las personas a las que*más les afecta son a las mujeres*, a los mayores de 60 años y el tiempo medio de duración es de unos 9,1 años. No obstante, el 35 por ciento de los pacientes lo sufre durante toda su vida. "Los dolores más frecuentes son los lumbares, los de los huesos o una combinación de ambos", ha recalcado Mayoral.

El año 2014 se ha dedicado a la investigación y divulgación del dolor orofacial. Y es que más dedos tercios de los pacientes que acuden al maxilofacial, otorrinolaringólogo u oftalmólogo tienen dolor de ese tipo. De ellos, un 51% lo tiene desde hace más de seis meses y casi dos de cada diez, un 17%, lo soportan desde más de un año.

La perdida de horas laborales en pacientes con dolor orofacial es de 6,4 horas frente a las 0,25 de los pacientes que tienen patología orofacial que no cursa con dolor. El dolor y, sobre todo, su mal abordaje, provocan consecuencias económicas importantes. De hecho, se estima que su coste es de alrededor de un 3% del PIB en Europa tanto es costes directos como indirectos relacionados con el dolor.

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios