Salud Pública

El SAS desmantela el Centro de Infecciones de Transmisión Sexual de Sevilla

Pabellón vasco, centro Duques del Infantado, antes de la reforma, donde se ubica el Centro ITS Sevilla.

Pabellón vasco, centro Duques del Infantado, antes de la reforma, donde se ubica el Centro ITS Sevilla. / Juan Carlos Muñoz

Más de mil personas piden, a través de Change.es, al Servicio Andaluz de Salud que mantenga operativo el Centro de Diagnóstico y Prevención de Infecciones de Transmisión Sexual de Sevilla, punto de asistencia especializada frente a enfermedades venéreas (sida, sífilis, gonorrea, herpes, virus del papiloma humano, etcétera), problemas de salud pública que han aumentado las últimas décadas.  

La Consejería de Salud y Familias ha confirmado que tiene previsto cerrar este centro y traspasar la asistencia a estos pacientes a los centros de salud.

Las infecciones por  VIH-Sida en Sevilla han crecido el último año, pese a las restricciones a la movilidad impuestas por el Covid-19. El 91,6% de los casos nuevos se dieron en hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres, mientras que el 8,3% de los casos se diagnosticaron en hombres heterosexuales. La edad media al diagnóstico es de 35 años.  

Las limitaciones a la movilidad han incidido, no obstante, en cierto descenso de casos en el resto infecciones de transmisión sexual, de manera global, durante la pandemia.

Desde su apertura en 1989,  el Centro de Infecciones de Transmisión Sexual de Sevilla ha atendido ininterrumpidamente y de forma anónima, gratuita y universal a todas aquellas personas con sospecha de padecer una infección de transmisión sexual (ITS). 

Desmantelamiento pese al incremento del VIH

El desmantelamiento de este centro sanitario comenzó hace unos meses: a finales de 2020 uno de los dos especialistas en dermatología y venereología adscritos al centro fue trasladado de centro y, hasta la fecha, su consulta sigue vacía, sin sustituto. El reciente traslado de otro especialista, médico de familia, ha dejado a la plantilla del Centro ITS de Sevilla con un solo facultativo, a media jornada.

Esta pérdida de personal ha provocado que las diez consultas que funcionaban hace meses, sólo dos continúan a día de hoy recibiendo pacientes.

En la actualidad, el Centro ITS de Sevilla, que atiende a pacientes de toda la provincia y de Huelva, solo cuenta con tres enfermeras, un dermatólogo a media jornada, y dos auxiliares administrativos.

Un centro histórico frente a enfermedades venéreas

La doctora Isabel Pueyo, dermatóloga referente durante décadas en Sevilla en la lucha contra estas enfermedades, fundó este centro en mayo de 1989. “El centro se diseñó como un dispositivo de apoyo para Atención Primaria, para que puedan acudir aquellas personas que bien creen que pueden tener una enfermedad de transmisión sexual o aquellas personas que están en más riesgo por su actividad sexual; es decir, personas que ejercen la prostitución, hombres que tienen sexo con otros hombres, adolescentes con miedo a decir a los padres o al médico de cabecera sus temores, o personal promiscuo…; de modo que puedan acudir libremente sin tener que acudir al médico de cabecera”.

Desde su fundación a finales de los 80 la doctora Pueyo ha dirigido este centro, clave para el control de Salud Pública, hasta su jubilación a mediados de 2017.

El Centro ITS Sevilla ha funcionado, desde sus inicios, con acto único; es decir, el paciente acude y, en el mismo día, es explorado, se somete a pruebas de diagnóstico y recibe tratamiento. Además, en estas consultas no sólo se atiende a los afectados, sino que también se capta a sus parejas, con el objetivo de cortar la cadena de contagio. Una atención integral para toda la provincia de Sevilla y limítrofes, especialmente Huelva y Cádiz.

Las peculiaridades de las enfermedades de transmisión sexual, problemas de declaración obligatoria, requieren la especialización para una asistencia de calidad a estos enfermos.

Durante los últimos años estas enfermedades han registrado un destacable incremento debido entre otras causas, a la pérdida del miedo al sida, enfermedad que se ha cronificado gracias a los avances médicos de las últimas décadas. “La pérdida del miedo al sida ha conllevado un descenso en el uso el preservativo. A finales de los 90 ver una sífilis activa era muy raro, pero la curva de esta enfermedad ha ido subiendo, subiendo, con una incidencia de sífilis muy alta”, advierte la doctora Pueyo.

Traspaso a los centros de salud

La Consejería de Salud y Familias ha explicado, a través de un comunicado, que el Centro ITS dejará de funcionar, de modo que los centros de salud serán los encargados de asumir la asistencia que hasta la fecha se presta en estas consultas especializadas.

“Se ha acordado atender a las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) como un proceso integrado en la atención normalizada de cada consulta de Medicina de Familia en los centros de Atención Primaria (AP)”, confirma la Consejería de Salud y Familias.

Este nuevo modelo ideado por las autoridades sanitarias sigue el siguiente itinerario: “Se contará con un referente de AP (atención primaria) consultor para este proceso, que estará en contacto directo con su correspondiente consulta hospitalaria de enfermedades infecciosas de los tres hospitales de referencia (Hospital Virgen del Rocío, Hospital Virgen Macarena y Hospital Virgen de Valme), a las que se derivarán los pacientes en caso de necesidad y serán atendidos en plazos ágiles para dar una respuesta adecuada y de seguridad”.

A través de la petición de Change.es, donde se clama por el Centro ITS Sevilla, se advierte que los centros de salud están “sobrecargados” en la pandemia, de modo que estas nuevas competencias los situarán en una presión asistencial excesiva. Además, el manejo de estas enfermedades requiere de la especialización médica y en cuidados de enfermería.

Tags

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios