Tratamientos · Medicamentos innovadores

Nuevas vías para el abordaje de la esclerosis múltiple

  • La presentación de datos en los ensayos clínicos que evalúan algunos de los tratamientos orales innovadores permite flexibilizar la terapia y aportar comodidad.

La semana pasada tuvo lugar la reunión anual del Comité Europeo para el Tratamiento e Investigación en Esclerosis Múltiple (EM), un congreso científico que suele servir de ágora para conocer los últimos avances en el abordaje y tratamiento de esta enfermedad. El desarrollo de fármacos orales para tratar la Esclerosis Múltiple Remitente-Recidivante, en lugar de tratamientos inyectables, es uno de los pasos importantes.

En este sentido, el encuentro acogió la presentación de nuevos datos de dos ensayos clínicos con BG-12 (dimetilfumarato), un medicamento desarrollado por Biogen Idec, que actualmente está en fase de revisión por las autoridades reguladoras de Estados Unidos, la Unión Europea, Australia, Canadá y Suiza. "Estos datos de nuestros estudios de fase 3 proporcionan información adicional sobre eficacia y aportan resultados positivos de seguridad que demuestran el efecto beneficioso con dimetilfumarato en la reducción de recaídas de la EM, las lesiones cerebrales y la discapacidad", afirma Alfred Sandrock, vicepresidente de I+D, y jefe médico, de Biogen Idec. "Si se aprueba, el dimetilfumarato puede proporcionar a una amplia gama de pacientes con EM una terapia eficaz que ofrece la facilidad de administración oral y un perfil aceptable de tolerabilidad", concluye. Los datos a los que hace referencia Sandrock proceden de los estudios bautizados como Define y Confirm, cuyos resultados se han publicado recientemente en el New England Journal of Medicine (NEJM). El primer ensayo afirma que este nuevo medicamento oral reduce la proporción de pacientes que tuvieron brotes a los dos años, en un 49% y un 50% respectivamente. El segundo ensayo sostuvo el objetivo del tratamiento de reducir la tasa anual de brotes (TAB) en un 44% y un 51% respectivamente, en comparación con placebo.

Por su parte, para Óscar Fernández, director del Instituto de Neurociencias Clínicas del Hospital Regional Universitario Carlos Haya, en Málaga, disponer de esta nueva opción supone "una oportunidad enorme para los pacientes porque es un fármaco muy seguro, cómodo y bien tolerado". En su opinión, "esto significa un cambio radical respecto a lo que veníamos haciendo hasta ahora en la práctica clínica habitual. Además existe experiencia, de tres décadas, en el tratamiento de otras enfermedades, como la psoriasis, con un fármaco muy similar".

Respecto a los estudios de coste y eficacia que puedan sostener la incorporación de este tratamiento a la práctica clínica habitual, Fernández considera que no acelerar la incorporación del tratamiento tiene un coste muy elevado para el sistema y no sólo desde el punto de vista farmacoterapéuitico. "A medida que va empeorando la discapacidad, se requieren más cuidados y se pierde capacidad de trabajo. Siempre sale más barato tratar que no tratar", resume.

Epidemiológicamente, la esclerosis múltiple es una enfermedad que va en aumento. Así lo indican dos estudios elaborados por Fernández. El primero de ellos, que se centró exclusivamente en la localidad de Vélez- Málaga, cifró su incidencia en 53 casos por cada 100.000 habitantes. Un segundo estudio posterior, y ampliado a toda la provincia, subió la cifra a 125 casos. Para el especialista, la frecuencia está creciendo y no están claros los motivos. "Personalmente apuntaría a cambios en el estilo de vida, abarcando ahí la dieta, la polución, el uso de antibióticos y otros factores; que pueden estar afectando al aumento de algunas enfermedades autoinmunes, como la esclerosis múltiple".

Etiquetas

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios