Salud

Describen las diferencias de precios de los medicamentos a nivel global

  • Una iniciativa de la Fundación Civio, Medicamentalia, realiza un análisis y explotación de datos a nivel mundial para analizar los problemas y carencias en el acceso a los fármacos.

La web Medicamentalia demuestra que obtener medicinas esenciales puede suponer hasta 11 días de trabajo en algunos países en vías de desarrollo, mientras que en España se consiguen con la retribución de una hora laboral

Comprar un medicamento esencial no debería suponer un gran esfuerzo, dado el adjetivo que acompaña al término. Pero, en muchos países, el precio de los fármacos -esenciales o no- no solo los convierten en artículos casi de lujo, sino que hacen imposible su adquisición. Aunque esto se sospechaba, ha sido una investigación 100% española la que ha puesto cifras a estas diferencias.

Se trata de una iniciativa de la Fundación Civio, Medicamentalia (www.medicamentalia.org) una web en la que se pueden consultar los precios de 14 fármacos esenciales en 60 países, la gran mayoría en vías de desarrollo y cuánto supone ese preico en días de trabajo. El estudio -una muestra de la tendencia que se conoce como periodismo de datos-, se ha realizado a partir de una metodología consensuada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la entidad Health Action International (HAI) y ha contado con el apoyo del Centro Europeo de Periodismo (CEP) y la Fundación Bill & Melinda Gates.

"Junto con los días de trabajo necesarios para adquirir un fármaco, también hemos usado la relación entre el coste del medicamento en cada país y el precio de referencia internacional de cada uno", explica Eva Belmonte, responsable de proyectos de Civio y de esta investigación.

Los datos son llamativos. Aunque las diferencias son mayores entre medicamentos patentados, los genéricos no son ajenos a las mismas. Así, por poner solo un ejemplo, un inhalador para el asma del fármaco salbutamol, fuera de patente, le cuesta a un trabajador de Kirguistán 11 días de sueldo, mientras que a un español apenas le cuesta lo ganado en 48 minutos de vida laboral.

Las consecuencias son claras: en los países en vías de desarrollo, muchas personas no pueden acceder a los medicamentos esenciales, a pesar de que las necesitan para vivir. El ejemplo paradigmático es la simvastatina, una estatina para reducir los niveles de colesterol en sangre, que cuesta casi cinco días de media de trabajo en los 60 países pobres analizados. La enfermedad cardiovascular, para la que el colesterol es un factor de riesgo establecido, es ya la primera causa de mortalidad en países en vías de desarrollo, debido a la occidentalización de su estilo de vida.

La segunda consecuencia de esta situación, que también aborda la iniciativa, es la proliferación en el mercado de medicamentos falsos que, obviamente, se venden a un precio mucho menor del oficial. El periodista Antonio Villarreal, uno de los autores del informe, comenta al respecto: "Un país africano como Nigeria gasta en medicamentos entre 7.000 y 8.000 millones de dólares anuales. En algunos de ellos, como los antipalúdicos o los antibióticos, las tasas de falsificación han llegado a superar el 50%". Para el reportero esto es precisamente lo más sorprendente de la situación, la cantidad de dinero que va al mercado negro "a costa de la salud de la gente".

Según datos de la OMS de los que se hace eco Medicamentalia, el tráfico mundial de medicinas falsificadas se ha triplicado entre 2000 y 2013 y constituye ya un mercado de 371.000 millones de euros. Es el oeste africano la zona más afectada, con países donde el porcentaje supera el 60%.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios