Libros

Cocina saludable y preventiva

  • 'Dieta sana contra el cáncer', Clare Shaw, Editorial Grijalbo Barcelona, 2009. 128 páginas. 10,90 euros

Las causas del cáncer son muy complejas (genética...) y los avances de la medicina no han logrado esclarecer muchos aspectos. Sin embargo, cada vez se echa más luz sobre la incidencia de algunos factores (ambientales, dietas deficientes, tabaco, exposiciones al sol...). La dieta es uno de varios factores que pueden afectar al riesgo de contraer cáncer, si bien ningún alimento puede prevenirlo, las personas pueden reducir el riesgo de desarrollar algunos tipos de cáncer simplemente cambiando sus hábitos de comer. En Occidente, una de cada tres personas desarrollará un cáncer siendo 11 millones los nuevos casos de cáncer en el mundo cada año.

Entre los consejos dietéticos se recomienda comer entre 400 y 800 gramos por día de frutas o verduras variadas (ajo y derivados, alcachofas, algas marinas, brécol, coles, repollo, coliflor, calabaza, espárragos, espinacas). Estos componentes aportan fibra y muchas vitaminas, minerales y otras sustancias bioactivas que pueden ser preventivas de diferentes tipos de cáncer. Entre los cánceres más importantes que pueden contribuir a prevenir se pueden citar el de cavidad oral y faringe, el de esófago, el de pulmón, el de estómago y el colorrectal. Los cereales integrales y las legumbres (lentejas, frijol, garbanzo, habas) reducen el riesgo de cáncer de estómago, y las dietas con alto contenido en féculas pueden ayudar en la prevención del cáncer de colon. Este tipo de alimentos aporta carotinoides y vitaminas C y E. Hay especias que también son muy efectivas, algunas son jengibre, albahaca y menta. Es preferible comer pescado, pollo a carne roja. Las dietas que contienen cantidades elevadas de carne roja o basadas en productos elaborados a partir de estas carnes probablemente incrementan el riesgo de sufrir cáncer colorrectal, y posiblemente aumentan el riesgo de sufrir cáncer de páncreas, próstata, mama y riñón. Sería conveniente que las calorías aportadas por este tipo de comidas no superen el 10% del total.

Otro hábito culinario saludable es cocinar los alimentos con aceite de oliva, ya que su ingestión previene el cáncer intestinal y de colon. El consumo de ese producto eleva los niveles de actividad de la enzima diamina oxidasaDAO que protege contra las células cancerígenas.

Tags

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios