DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Resultados Elecciones Andalucía Huelva

Los populares anuncian “un cambio al que nadie debe temer”

  • El PP tira de “ilusión” “frescura” y “baño de juventud” frente a los “40 años de “soberbia en el modo de gobernar que se han terminado ahora”

A pesar de las referencias al frío de ayer por la noche como justificación de carraspeos en la voz, el origen de la ronquera del presidente de los populares de Huelva, Manuel Andrés González, habría que buscarlo en unos chillidos que, apenas diez horas después, todavía se escuchaban en la sede del PP de Huelva, poco acostumbrada en los últimos tiempos a vivir una noche como la del domingo al lunes. La suya fue una derrota –porque al fin y al cabo perdieron votos tal y como reconocieron ellos mismos– aunque nada hacía pensar que se hubiera producido. Si hasta el domingo lo que escuchaban esas mismas paredes eran reproches hacia una división en la capital –que sigue presente de ahí su caída al tercer puesto después de ser superado por Ciudadanos– y en la falta de soluciones a un grupo municipal que continúa sin dar con la tecla adecuada para ser una oposición medianamente inquietante al equipo de gobierno en Huelva.

Desde ayer, lo que se escuchan son llamamientos a la ilusión y al cambio, del que se sienten protagonistas. González pareció querer continuar la breve comparecencia del domingo por la noche, para seguir con su campaña de agradecimientos a todos y no moverse ni un ápice de “que Andalucía quiere un cambio de Gobierno y va a tenerlo”. Ellos son la “garantía del cambio después de cuarenta años de socialismo en Andalucía” y comprometió en “cumplir la palabra dada; somos semilla de futuro, una mayoría alternativa, un cambio al que nadie debe temer, que pone fin a 40 años de hegemonía socialista en Andalucía”.

González aseguró que los resultados electorales cierran “una forma peculiar de gobernar” y tendrá un “recambio muy distinto; se ha terminado la soberbia”; en el otro lado de la balanza “ilusión, futuro, frescura y un baño de juventud” es lo que se propone en un cambio “al que Huelva también ha contribuido de una manera decisiva”.

Los ejes en los que centrarán ese modo de actuación se basan en el “rechazo a una gestión nefasta en materia educativa, de cómo se han dejado la gestión de la sanidad en la provincia y, especialmente, a unas cifras de desempleo y abandono de los sectores productivos de la provincia” que prometen cambiar. Para ello, se van a centrar en corregir los “desplantes” dados a los agricultores afectados por la Corona Norte, o a los pescadores de Isla Cristina o a los empresarios del sector turístico como motores de la economía provincial.

La irrupción de Vox era “previsible, contábamos con ella, aunque hay que reconocer que no esperábamos que entrara de esa manera en Huelva”; a la hora de explicar de dónde han salido esos votos, desde la dirección popular considera que “han venido tanto del PP, como del PSOE”. González quiso pasar de puntillas por la posibilidad de pacto con un partido de ultraderecha y señaló que “lo único que pretendemos es que los andaluces vivan mejor de lo que lo han hecho en estos últimos 40 años, ya que lo que han dejado muy claro con sus votos es que quieren cambio y que ese cambio debe venir de la mano del presidente del PP”. Así, quiso rechazar las pretensiones del líder de Ciudadanos de ser embestido como presidente de la Junta con un argumento que repitió en los corrillos posteriores a su comparecencia: “eso es como Barrio Sésamo; nosotros somos los segundos; ellos son los terceros, por lo que somos nosotros a quienes corresponde gobernar. Es bastante sencillo”.

En el debe, se encuentra la debilidad en el poder municipal toda vez que sólo han conseguido imponerse en sus feudos tradicionales como Palos, La Palma. Isla Cristina y Lepe y en otras dos pequeñas localidades como Sanlúcar de Guadiana e Higuera de la Sierra. En el haber y a pesar de haber visto reducido su caudal de votos respecto a las autonómicas de 2015 y haberse dejado casi la mitad respecto a las de 2012, el “recorte de más de 5,5 puntos la distancia que nos separaba del PSOE, que ha perdido más de 30.000 votos y dos parlamentarios en la provincia”.

Manuel Andrés González se queda con lo ya apuntado en la noche electoral y, a pesar de reconocer esos errores “Huelva ha sido la provincia en la que menos votos ha perdido el PP; hemos mantenido los tres diputados y somos la única provincia de Andalucía en la que hemos mantenido los mismos parlamentarios de hace tres años”, lo que le ha valido para “mostrar nuestro orgullo por la fortaleza del partido en la provincia”. Que el PP en Huelva “ha abierto una nueva etapa” como se insistió en repetidas ocasiones ayer, parece claro; que todavía le quedan heridas por restañar, aunque no se dijo, también lo es.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios