UN AVENTURERO INCANSABLE

"El alcalde no me dejaba entrar de nuevo en la cueva"

Sólo una semana después del incidente, José Luis Rubio regresó a Igualeja para recuperar el equipo de espeleología que tuvo que dejar en el interior de la cueva. Tras conocer las intenciones del bombero, el alcalde del pueblo envió a la Guardia Civil para que le impidiesen el paso, algo que no lograron porque la legislación actual deja claro que las cuevas no son competencia de los ayuntamientos. Con el material recuperado, este aventurero incansable prepara ya su próximo reto: recorrer Jordania en bicicleta durante varias semanas, donde aprovechará para hacer submarinismo en el Mar Rojo. Después se marchará a hacer snow-board a los Pirineos y buscará nuevas cuevas para bucear, porque “la vida es breve y hay que aprovechar”. Sin embargo, su experiencia en Igualeja le ha servido para aprender que debe ser más cauto, aunque también reconoce que ha salido más fortalecido mentalmente. “Todos los días atendemos accidentes absurdos donde mueren personas, después de lo que me ha pasado valoro más la vida”, explica José Luis, que ahora comprende porqué la gente “flipa tanto” cuando ve llegar a la Policía o a los Bomberos cuando tiene lugar un suceso. Por otra parte, considera que las administraciones públicas deberían de dotar de más medios humanos y técnicos a los equipos de rescate de buceo, porque en ocasiones hay problemas de descoordinación.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios