Puerto Real

Última oportunidad para Delphi

  • El Ayuntamiento de Puerto Real derogará una tasa municipal para permitir que dos empresas se instalen en el suelo de la antigua fábrica

En estos suelos de la parte trasera de la fábrica de Delphi se construirá el Centro de Fabricación Avanzada (CFA). En estos suelos de la parte trasera de la fábrica de Delphi se construirá el Centro de Fabricación Avanzada (CFA).

En estos suelos de la parte trasera de la fábrica de Delphi se construirá el Centro de Fabricación Avanzada (CFA). / D. C.

A pocos días para que se cumpla una década desde que se anunció el cierre de Delphi en Puerto Real, y pocos días después de que sus últimos defensores (ex trabajadores) hayan puesto fin al encierro laboral más largo del país con 1.074 días de protesta, parece llegar la última oportunidad para los terrenos que ocupa aún la vieja fábrica ya abandonada. Ayer, casi sin pretenderlo, el alcalde puertorrealeño, Antonio Romero (Sí se puede), revolucionaba el panorama industrial gaditano al anunciar a los medios de comunicación que dos empresas están muy cerca de instalarse en ese suelo.

Pero antes hay que salvar un obstáculo. Romero explicó que como consecuencia de la reparcelación que aprobó el Ayuntamiento meses atrás para dividir la parcela de Delphi en terrenos más pequeños (y conseguir así que empresas de menor tamaño se asentaran en ellos), cualquier negocio que se instalase debía hacer frente a una tasa regulada por las ordenanzas municipales. Esa tasa es incluso previa a que se iniciase la urbanización del terreno y supondría, de una sola vez, casi medio millón de euros.

El problema es que esa cantidad de dinero, además de ahuyentar posibles intereses empresariales, tenía que salir de quien en la actualidad gestiona los designios de la antigua factoría, la Administración concursal. "Y ya nos dijeron los administradores que no iban a poner ni un euro", dijo el alcalde a este periódico.

Por ese motivo, desde el equipo de gobierno puertorrealeño llevan meses trabajando en lograr la manera de salvar este escollo. Y parece que la han encontrado. Por ese motivo, llevarán al próximo pleno ordinario del mes de febrero un punto en el que someterán a aprobación la derogación de esa ordenanza municipal que regula dicha tasa. Será una manera de lanzar un mensaje a las empresas interesadas: no habrá que pagar antes de instalarse.

Con respecto a las dos empresas, Antonio Romero explicó a este periódico que una de ellas, la que ha mostrado mayor interés y rapidez en los plazos para ubicarse en los suelos de Delphi, está relacionada con el sector naval y el reciclaje de buques. "Nosotros nos hemos reunido directamente con ellos y su intención es comenzar ya este año", apuntó el alcalde. Aunque los compromisos de confidencialidad impiden conocer el nombre del negocio, sí se ha conocido que es una firma de ámbito nacional. Y, al igual que el segundo de los negocios interesados, pretende crear en una primera etapa de funcionamiento alrededor de 50 puestos de trabajo.

Ese segundo negocio que ayer destapó Antonio Romero está vinculado al sector aeroespacial. En este caso, señaló el alcalde, el interés de esta firma llegó al Ayuntamiento a través de la Junta de Andalucía. "La Administración autonómica me dijo que a comienzos de enero mantendríamos una reunión a tres bandas para ir avanzando en los detalles de instalación, y en ello estamos", añadió Romero.

La clave del interés de estos dos negocios está en el futuro Centro de Fabricación Avanzada (CFA). El propio regidor puertorrealeño confirmó que ambos negocios han manifestado su interés en estar en Puerto Real una vez que este centro tecnológico, directamente vinculado a Navantia y Airbus, se ponga en marcha. De ahí que en ambos casos se tenga prisa por comenzar.

Por tanto, y tras la fallida experiencia de Redelsur (la empresa que se instaló en suelos de Delphi y que acabó con la intervención de la Guardia Civil y varias denuncias cruzadas), la llegada de estas dos empresas se antoja como la última oportunidad para unos suelos que, de no ser así, tienen un encaje difícil.

No será en el proyecto de Las Aletas, del que la Junta de Andalucía ya ha reconocido que le quedan varios años para ser productivo. Y, por tanto, tampoco será como recinto fiscal dentro de la Zona Franca, maniobra que en su día lanzó la Junta de Andalucía para integrar esos suelos dentro de Las Aletas. Esto, unido al creciente interés de la Administración autonómica por desarrollar un suelo anexo a Delphi, y suyo, como es el de Tecnobahía, para hacer realidad el CFA, hacen de estas dos empresas la esperanza de acabar con la pesadilla del suelo de Delphi, que no de sus extrabajadores.

Precisamente, según confirmaron a este periódico fuentes de la Administración autonómica, el próximo día 30 se celebrará la reunión definitiva para dar a conocer en qué lugar comenzará a operar de manera provisional este Centro de Fabricación Avanzada, antes de que tome cuerpo el edificio final que irá en los suelos que dan la espalda a Delphi. Ese día volverán a verse los miembros del grupo de trabajo que forman empresas tractoras, Administración y clústers (naval y aeronáutico). Por el momento se barajan dos opciones para su ubicación provisional que, eso sí, tendrá que arrancar este mismo año. En ambos casos se trata de un edificio ya construido que se pueda usar con el equipamiento que se va a adquirir y que luego se trasladará al CFA definitivo. Hasta el día 30, el grupo de trabajo estudia los informes técnicos de cada opción.

En los primeros meses del año comenzarán a realizarse las inversiones para dotar de los equipos, maquinaria e instrumental necesarios a este centro, que en un primer momento se pondrán en uso en la sede provisional, y para lo que hay previsto un presupuesto de 5 millones de euros.

La importancia que da la Junta de Andalucía al CFA definitivo lo demuestra el hecho de que la intención autonómica es utilizar fondos de la ITI de Cádiz para desarrollar el resto de los suelos del Trocadero en torno al CFA definitivo para atraer y dar cabida a empresas de base tecnológica relacionadas con los sectores aeronáutico y naval. Así, se calcula una inversión de unos 6 millones de euros para urbanizar un total de 127.000 metros cuadrados.

en portada

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios