PUERTO REAL

El PP de la Villa ve “ilegal” celebrar el 4 de diciembre como ‘Día Nacional de Andalucía

  • Vicente Fernández cree que se trata de una fiesta del partido AxSí y no del pueblo, y que la "la única nación que existe es la española, como reconoce la Constitución”

Vicente Fernández, portavoz del Partido Popular de Puerto Real Vicente Fernández, portavoz del Partido Popular de Puerto Real

Vicente Fernández, portavoz del Partido Popular de Puerto Real / C.P. (Puerto Real)

Este viernes, 4 de diciembre, la delegación de Cultura y Fiestas de Puerto Real va a celebrar el ‘Día Nacional de Andalucía'. Lo hará con unos actos que incluyen el izado de la bandera blanquiverde, una conferencia sobre flamenco y el certamen de pintura urbana ‘Andalucía sale a la calle. Los actos, de los que el concejal de Cultura, Alfredo Fernández, dice sentirse “orgulloso”, no están bien vistos por el Partido Popular de Puerto Real que incluso llega a considerarlo “ilegales”.

El presidente del PP de la ciudad, Vicente Fernández, refleja su total desacuerdo. De un lado por el coste económico y de otro porque considera que se trata de una “fiesta ilegal” al entender que “una mayoría de la población considera que la única nación que existe es la española, como reconoce la Constitución”.

Desde esta formación piden a la alcaldesa, Elena Amaya, que se pronuncie acerca de “si Andalucía es una nación o no y qué considera qué es España". También le recuerdan que ha creado un gobierno de coalición, con Andalucía por Sí, “pese a que había declarado públicamente ante de las elecciones que nunca pactaría con ellos”.

Dicen los populares que el “pago político” a este partido, entre otros, es la celebración con dinero público de una fiesta que consideran es “del partido” y que, por tanto, “deberían pagarlo ellos como una fiesta privada y con el dinero público del Ayuntamiento”. Aprovechan además para decir que debían ahorrar “por la crisis que estamos padeciendo o por la subida del IBI, que aumenta la presión fiscal del pueblo”.Por otro lado, en base al principio de transparencia, piden al concejal de Cultura y Fiestas que informe sobre cómo se gestó esta fiesta, cuánto dinero ha costado y de qué partida presupuestaria ha salido.

Para Fernández “la libertad de cada grupo de expresión, incluso de cuestiones ilegales no es discutible, pero desde un Ayuntamiento como administración pública local, se tiene la obligación de actuar dentro de la legalidad, de la Constitución y, sobre todo, en relación con el gasto de dinero público". El popular tiene claro que es una fiesta de un partido político y no del pueblo. “La trayectoria del Gobierno sigue siendo anárquica y olvidada del bien común”, dice Fernández quien pregunta a la alcaldesa si coordina y controla verdaderamente al equipo de Gobierno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios