PUERTO REAL

Amaya pide al Gobierno central que dé plazos sobre los nuevos contratos para Navantia

  • La socialista se reunió con el comité de empresa de Puerto Real para informar sobre su reciente visita a la SEPI

Elena Amaya durante la reunión con el Comité de Empresa de Navantia Puerto Real Elena Amaya durante la reunión con el Comité de Empresa de Navantia Puerto Real

Elena Amaya durante la reunión con el Comité de Empresa de Navantia Puerto Real / DCA (Puerto Real)

La portavoz del PSOE local, Elena Amaya, ha solicitado a sus compañeros del Gobierno central que “en cuanto sea posible nos expliquen los plazos de actuación de las nuevas contrataciones que se aseguran en el Plan Estratégico de Navantia”. La socialista trasladó este mensaje a los representantes de los trabajadores durante el encuentro que celebró a principios de esta semana con el Comité de Empresa del Astillero de Navantia Puerto Real, encabezados por su presidente, Antonio Noria.

La reunión cumplía con el compromiso que Amaya alcanzó con el comité, de dar cuenta de la reunión que mantuvo la pasada semana en Madrid con el presidente de la SEPI, Vicente Fernández, y la presidenta de Navantia, Susana Sarriá, al que acudió con la presidenta de Diputación, Irene García.

Sobre la carga de trabajo, expresó a la representación sindical su confianza en que las negociaciones que mantiene la empresa, “serán pronto una realidad” y les aseguró que había demandado a la empresa en Madrid “carga de trabajo que no se demore en el tiempo y que se centre tanto en el ámbito militar como civil, y que en este último mercado, no se limite sólo a la eólica marina”.

Amaya, que quiso dejar claro su “apoyo total” a la plantilla de trabajadores, entiende que el empleo que Puerto Real precisa no se puede basar solo “en complementos como las eólicas o algunos bloques de las corbetas que, aunque son bien recibidos, son insuficientes para una plantilla fija que ronda los 450 empleados y miles de trabajadores de la industria auxiliar.

Por tanto, trasladó a SEPI y Navantia la necesidad de que se negocien tanto los cruceros franceses como los dos barcos que podrían suplir al quinto petrolero que se quedó en el aire: el BAM-IS, buque de acción marítima para el rescate de submarinos, y el buque TLET (Transporte Logístico Ecológico y Trivalente).

Así se lo explicó a los representantes sindicales a quienes también confirmó lo que ya adelantó Irene García: “El Plan Estratégico traerá consigo importantes inversiones para el conjunto de los astilleros de la Bahía, así como contrataciones que beneficiarán a la plantilla de la empresa naval y a las empresas auxiliares que trabajan en el sector”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios