Coronavirus en Cádiz Puerto Real se plantea suspender la Feria hasta el año que viene

  • Aunque la decisión se tomará esta semana, cada vez cobra mas peso descartar una 'Feria de Otoño' en el mes de septiembre

Montaje de la Feria de Puerto Real, en una imagen de archivo

Montaje de la Feria de Puerto Real, en una imagen de archivo / C.P. (Puerto Real)

Que la Feria de Primavera no se va a celebrar del 3 al 8 de junio es una realidad. Nada mas decretarse el Estado de Alarma por la crisis del coronavirus y conocerse las restricciones impuestas por el Gobierno central, la delegación de Fiestas ya tomó la decisión de aplazar la fiesta. Entonces dejó la puerta abierta a que la ‘Feria de Primavera’ se convirtiese en una excepcional ‘Feria de Otoño’, con el objetivo de mantener el impulso económico que genera esta cita en la localidad.

Sin embargo, las cosas no están resultando nada fáciles. Aunque aún no se ha tomado ninguna decisión, la balanza pesa cada vez más del lado de la suspensión definitiva de la fiesta hasta el próximo año. Esta semana, la delegación de Fiestas tomará la determinación y explicará qué hará y los motivos. Para ello contará con la opinión de colectivos como el de los caseteros, que coinciden mayoritariamente en que debe ser el Ayuntamiento quien tome la iniciativa. Ellos, según fuentes municipales, la apoyarán tanto si se suspende como si se celebra en el mes de septiembre.

De optarse por seguir adelante, las complicaciones no serán pocas por distintas razones. La primera, la económica. Montar la Feria de Puerto Real supone un inmenso gasto de dinero público para el Ayuntamiento. Una parte de la inversión se recupera con los alquileres de parcelas para el montaje de casetas, atracciones o puestos de tiro, y se desconoce lo atractiva que podría ser para los feriantes esta atípica celebración. El evento, además de coincidir con las ferias que habitualmente se suceden en esas fechas, se pisará inevitablemente con las que se han movido en el calendario tras suspenderse todas las fiestas primaverales.

Ese mismo problema, el de la coincidencia con otros festejos por toda Andalucía, lo están detectando ya algunos caseteros que no tienen garantizados los suministros o alquileres (casetas, mesas, sillas…) del material imprescindible para poner en marcha la fiesta al aumentar la demanda en esas fechas. Al margen de esto están las posibles restricciones que pueda imponer el Gobierno central una vez que se dé por concluida la pandemia, a la que se suma la respuesta que pueda dar el público ante eventos multitudinarios.

Esa incertidumbre, la de las posibles restricciones, es la que está haciendo que la delegación de Fiestas no pueda avanzar en la concreción de las actividades previstas para el verano. Entienden que serían imprescindible para revitalizar la economía de un sector seriamente dañado con la crisis sanitaria: la hostelería. De hecho, una de las opciones que baraja el Gobierno local es reinvertir el presupuesto de la Feria de Primavera, en caso de no celebrarse, en impulsar actividades de cara al verano en espacios abiertos como la Plaza Alberti, donde sería más factible implementar las posibles medidas que imponga el Gobierno, en caso de que se decreten.

Lo que sí se da por concluida hasta el otoño, como pronto, es la temporada cultural del Teatro Principal, en el que se ha establecido un sistema para la devolución de las entradas ya vendidas para los distintos espectáculos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios