CORONAVIRUS CÁDIZ

El Hospital Clínico de Puerto Real se prepara para la desescalada

  • El próximo lunes se reabrirán las consultas externas, limitando el número de usuarios atendidos.

  • Los pacientes se someterán a la prueba PCR de detección del coronavirus antes de cualquier intervención quirúrgica

Hospital Clínico de Puerto Real

Hospital Clínico de Puerto Real / JUlio González (Puerto Real)

El Hospital Clínico Universitario de Puerto Real se prepara para afrontar una desescalada y recuperar una cierta normalidad en áreas tan importantes como las consultas externas o las intervenciones quirúrgicas. Lo hace, claro está, dentro de las estrictas medidas de seguridad para garantizar el mínimo riesgo de pacientes y profesionales sanitarios.

Desde que se decretó el Estado de Alarma, el foco de la gestión hospitalaria ha estado dirigido a la atención de los pacientes con coronavirus, tanto en la planta como en la Unidad de Cuidados Intensivos. Ahora que solo se atienden a dos infectados con Covid-19 en la llamada Planta Covid y a uno en la UCI, el hospital ya está en disposición de iniciar la ansiada desescalada.

El próximo lunes se pretende retomar la actividad en las consultas externas, que desde el pasado 16 de marzo están cerradas. En este tiempo sí se ha estado atendiendo a pacientes con necesidades urgentes en unidades como la de Oncología, Oftalmología, Traumatología o Ginecología; pero el resto han centrado sus esfuerzos en la atención telemática del paciente. Revisando lo posible vía telefónica o posponiendo lo no urgente que precisa de la presencia del paciente.

Ahora, los pacientes de Cardiología, Digestivo, Endocrinología, Medicina Interna o Neumología, entre otras muchas unidades de gestión clínica, recuperan la consulta presencial, aunque con restricciones. En ese plan de desescalada se ha establecido un límite de consultas: una por unidad, salvo algunas excepciones. También un límite de pacientes – entre diez o doce por consulta y día-, y una frecuencia de citas cada veinte minutos. Con ello se pretende reducir al mínimo los pacientes en las salas de espera y evitar así las aglomeraciones. También es plantea la opción de colocar algún tipo de control en el acceso a las consultas externas, con el mismo objetivo. La previsión es que, además de en el Hospital Clínico Universitario se vuelvan a abrir las consultas en los centros de especialidades de El Puerto de Santa María y Chiclana.

Otra buena señal que evidencia la desescalada del centro sanitario de la Villa es el aumento de la actividad quirúrgica. Al mismo tiempo que cesaban las consultas presenciales, se limitaban las intervenciones quirúrgicas a los casos urgentes, manteniendo un solo quirófano activo para estas necesidades. Ya el pasado 13 de abril empezó a retomarse levemente la actividad quirúrgica programada, teniendo en cuenta el alivio de la UCI respecto a los pacientes Covid y, por tanto, de la URP, que se había habilitado junto a la zona de Observación Camas como una nuevas Unidades de Cuidados Intensivos en previsión de un aumento del flujo de ingresos derivado de la pandemia.

Esta actividad en los quirófanos, que ya alcanza a cuatro de los disponibles en el Hospital, se destina a los pacientes más urgentes y, especialmente, para los oncológicos. También se empieza, poco a poco, a recuperar una “cierta normalidad” en las pruebas invasivas, como las biopsias o colonoscopias. Dentro de las medidas de seguridad que ha implantado el centro, según ha podido saber este periódico, está la obligatoriedad de que todos los pacientes que pasen por quirófanos sean diagnosticados como Covid negativos. Por eso todos ellos están siendo sometidos a las pruebas PCR antes de la intervención. Hasta el momento todos los resultados han sido negativos.

El Clínico Universitario está actualmente en los niveles más bajos de atención a pacientes con coronavirus desde el inicio de la pandemia. Solo tres pacientes permanecen ingresados, uno de ellos en la UCI, positivos en coronavirus, y por primera vez en toda la crisis, no existe hospitalizado ningún enfermo en aislamiento a la espera de resultados. El centro ya ha firmado una treintena de altas de pacientes recuperados. El dato más negativo es el de fallecidos, que alcanza la decena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios