Provincia

Los vigilantes de seguridad amenazan con ir a la huelga

  • Reclaman que el nuevo convenio incluya subidas salariales

Comentarios 1

El colectivo de trabajadores de seguridad privada de la provincia amenaza con llevar a cabo movilizaciones, paros puntuales e incluso huelgas generales si las nuevas medidas adoptadas tras la última revisión del convenio de la patronal se convierten en una realidad. El primer paso del colectivo, tras las asambleas que se están llevando a cabo en toda España desde el día 9, será la concentración que tendrá lugar a las puertas de El Corte Inglés de Cádiz el día 24 a las doce de la mañana.

Los profesionales del sector se reunieron durante la mañana de ayer para discutir su situación después de conocer los cambios en el convenio. Según informaron Antonio Solano, Agustín de la Torre y Fernando Lago, miembros de la mesa negociadora por UGT, CCOO y USO respectivamente, en la última reunión -la sexta-, las condiciones de la patronal fueron "más que desfavorables". No contemplaban ninguna subida salarial para este año, e incluían la ampliación de la jornada laboral y la congelación de la antigüedad de los trabajadores en dos quinquenios.

De seguir siendo estas las condiciones del convenio, los profesionales aseguran que romperán las negociaciones con la Patronal, que no está dispuesta a retractarse de las medidas expuestas.

"Todas estas iniciativas suponen una agresión contra los profesionales", declaró Solano. El sindicalista recordó que "este no es un sector que se encuentre en crisis, de hecho, la seguridad privada es un colectivo en evolución porque hoy en día se producen más hurtos que en años anteriores debido al paro, y la seguridad privada se convierte ahora en imprescindible".

Los representantes sindicales hicieron hincapié en la gran cantidad de trabajadores que se verán afectados si las nuevas medidas del convenio se llevan a cabo. Hasta 120.000 profesionales desarrollan esta actividad en el país, 3.000 de ellos en la provincia.

Fernando Lago recordó también que la vigilancia privada es "una profesión de mileuristas". "Si queremos ganar 500 euros más tenemos que trabajar 16 horas al día de lunes a domingo", se quejó el representante sindical. "Por ésta y por otras razones no vamos a parar hasta conseguir un convenio que no contemple ninguna subida salarial".

Este medio intentó ayer, sin éxito, contactar con la patronal de empresas de seguridad de la provincia para conocer su postura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios