Provincia

El viento inunda de arena parte de la carretera de Sancti Petri

  • El alcalde reclama a Costas que coloque cañizos en las dunas para evitar la pérdida de tierra

Las últimas rachas de viento y lluvia han vuelto a dejar sus secuelas en la costa chiclanera, si bien en menor medida que en los anteriores temporales de invierno. No obstante, las continuas borrascas apenas dejan tiempo para que se recupere del todo el litoral chiclanero a escasos meses de que comience una nueva temporada estival.

Una de las principales preocupaciones del Ayuntamiento se centra en la constante pérdida de arena a causa de las fuertes ventiscas y constantes precipitaciones que azotan a la costa. En este sentido, el último capítulo se ha producido en Sancti Petri y en concreto en la carretera que conduce al poblado. Así, un tramo de dicha vía aparecía ayer totalmente inundado de arena y hacía peligrar la conducción de los vehículos que circulaban por esa zona. Además, parte del paseo peatonal de madera también se vio afectado por el arrastre de tierra desde las dunas de la playa de Sancti Petri.

El alcalde, José María Román, a través de su facebook, dejaba constancia de la presencia de gran cantidad de arena en esa carretera, exponiendo incluso fotos y señalando que "se precisa a que se proceda por la Dirección general de Costas a colocar sistemas (cañizos, empalizadas) para retener las arenas en las dunas y, por tanto, se quede la arena en la playa".

Desde la empresa municipal de Chiclana Natural se tomaran medidas para retirar la arena en el tramo de Sancti Petri que quedó afectado y en los próximos días se continuarán con los trabajos para minimizar los efectos de este último temporal en otros puntos de esta zona.

En concreto, la limpieza de la carretera, arcenes y accesos, así como el traslado de la arena a la playa de Sancti Petri supondrá un coste de 7.000 euros, según apuntan fuentes municipales.

Además, la inclemencia del tiempo durante la jornada del jueves también se reflejó en el paseo marítimo de La Barrosa, donde se amontonaba la arena en distintos puntos de este enclave, sobre todo a la altura de la segunda pista. Del mismo modo, la borrasca también provocó la reaparición de piedras y rocas entre la primera y segunda pista.

Con todo ello, desde el Ayuntamiento se está actuando para paliar los daños y, aparte, personal del Programa de Ayuda a la Contratación (PAC) de la Junta de Andalucía trabajan en labores de pintado en macetones, barandillas y muretes del entorno de la playa de La Barrosa.

Además, cabe recordar que El alcalde y el delegado municipal de Playas, Joaquín Páez, mantuvieron recientemente un encuentro con representantes de hosteleros, hoteleros y empresarios de la costa para abordar la situación de las playas chiclaneras tras los temporales de principios de marzo y que han provocado una importante pérdida de arena, sobre todo, en La Barrosa. De esta reunión trascendió la imperiosa necesidad de abordar este asunto con el subdelegado del Gobierno de España en la provincia de Cádiz, Agustín Muñoz, para que se lleve a cabo cuanto antes el aporte de unos 500.000 metros cúbicos de arena. De momento, aún se ha concretado nada sobre esta posibilidad y se sigue a la espera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios