Provincia

Más de 300 usuarios de Puerto Sherry rechazan la subida de los atraques

  • El colectivo más afectado por el incremento del precio de los amarres son los pescadores deportivos con barcos pequeños · Algunos propietarios optan por irse a Portugal pero la mayoría no tiene alternativas

Comentarios 6

El ambiente entre los usuarios de Puerto Sherry es cada vez de mayor preocupación. Muchos usuarios temen no poder afrontar el incremento de las tarifas de los amarres impuestas por la empresa concesionaria Marina del Puerto, pero tampoco pueden trasladar sus embarcaciones a otros puertos de las inmediaciones, al estar éstos complemente copados.

La subida de precios afecta especialmente a los usuarios de embarcaciones de pequeño tamaño, barcos de pesca deportiva y veleros de eslora media, que han visto cómo se han incrementado las tarifas un mínimo de un 25%, llegando en algunos casos casi a doblar lo que abonan actualmente. El director gerente de Marina del Puerto, José Luis Tejada, ha defendido estas nuevos precios aduciendo que Puerto Sherry "es una empresa privada, que se mueve en el mercado privado". Sin embargo, en una situación de mercado normalizada los usuarios deberían tener otras opciones a las que acudir, lo que no ocurre en este caso. La asociación de Usuarios de Puerto Sherry confirma en este sentido que la situación creada con las nuevas tarifas es "o pagas o pagas", ya que "no podemos ir a ningún sitio", debido a la falta de amarres en los puertos deportivos de todo el arco de la Bahía. Actualmente, entre El Puerto, Rota, Chipiona y Puerto América, hay una lista de espera de 3.000 solicitudes de amarres, por lo que encontrar un hueco estable en estos puertos gestionados por la Empresa Pública de Puertos de Andalucía (EPPA) es poco menos que imposible. Algunos dueños de barcos de Puerto Sherry han confirmado que trasladarán su base al Algarve, único lugar de la costa occidental donde han encontrado amarre estable, pero cientos de embarcaciones "no tienen la alternativa de las grandes esloras de poderse ir a otros puertos".

Más de 300 usuarios afectados mantuvieron días atrás una asamblea general extraordinaria para abordar la situación creada por las nuevas tarifas, que entrarán en vigor el 1 de enero, y durante la cual se informó de que Marina del Puerto había decidido también suprimir los descuentos de un 25% que tenían los socios del Club de Mar de Puerto Sherry, el equivalente a un club náutico. Durante la reunión quedó patente el rechazo generalizado a la nuevo tarifación, por lo que los usuarios han puesto el caso en manos de un gabinete jurídico, que podrían decidir dirigirse a los tribunales de justicia "para solicitar amparo ante tanto desmán y prepotencia". Por el momento, las acciones van encaminadas a denunciar la privación de derechos que gozaba el Club de Mar, al que se están adscribiendo los usuarios disconformes con Marina del Puerto, cuya medida ha generado un "desagradable ambiente". Los usuarios han creado además una vocalía de pesca para promocionar la adscripción.

Desde la dirección de Puerto Sherry se defiende la subida de tarifas de los atraques asegurando que son "un 30% menores que en Sotogrande", y que se han elaborado a la baja, estudiando las tarifas de otros puertos náuticos privados, como Puerto Banús o Benalmádena. Sin embargo la Asociación de Usuarios considera que los amarres tienen un precio "dependiendo del lugar donde se encuentran", y que las tarifas "deben ajustarse al poder adquisitivo de los clientes".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios