Provincia

Los fallos técnicos dificultan el trabajo en el inicio del copago

  • Los farmacéuticos creen que el esfuerzo "merece la pena porque evitará que los pacientes no paguen más de su tope"

Comentarios 1

Las dos primeras jornadas de aplicación del copago farmacéutico en la provincia han traído consigo algunos fallos "puntuales" en el sistema informático. La utilización masiva de la red privada, que garantiza además la seguridad de los datos de los pacientes, ha provocado el "colapso" durante algunas horas del sistema de receta electrónica, unas "dificultades técnicas" que se han ido arreglando por parte de la empresa de comunicaciones y que desde el Colegio de Farmacéuticos de Cádiz ven normal al no haber sido una implantación "paulatina".

Ayer, desde el Colegio se enviaba una comunicación a todos los titulares de farmacias para informar que empezaba a funcionar el procedimiento por caída masiva del sistema de Receta XXI. "Eso significa ralentizar un poco la espera en la dispensación pero se garantiza que todos los pacientes puedan seguir comprando sus medicinas", explicaba Felipe Trigo, presidente de los profesionales gaditanos.

Trigo aseguró que los últimos quince días han sido de un intenso trabajo, "de auténtica locura", dijo. "Pero merece la pena este esfuerzo -quiso destacar- porque la utilización de la receta electrónica lleva aparejado que los pensionistas no tengan que dar dinero de más a Salud cuando lleguen al tope establecido". La Junta de Andalucía ya aseguró que la Receta XXI con la que cuenta la comunidad hará que los datos de cada paciente estén claros y evitará que los pensionistas tengan que pagar más de los 8 euros que tienen la mayoría de gaditanos, unos 250.000, de tope al mes en gasto farmacéutico establecido por el Gobierno. "Hay que valorar esto. En otras comunidades cobrarán de más y tendrán que presentar papeles para que a los seis meses se lo devuelvan. No es lo mejor para el paciente".

Desde el Colegio de Farmacéuticos reconocieron que el primer día del copago, el domingo, fue "un día difícil", con fallos en el sistema, pero hay que tener en cuenta que son 3.500 farmacias donde se aplica por primera vez. Más allá de la red, Trigo comentó que los pacientes "tienen muchas dudas e intentamos ayudarles a resolverlas".

Mientras, pensionistas con rentas pequeñas, de menos de 400 euros, siguen sus quejas por lo que supone el pago de 8 euros al mes. Desde Alcalá, un hombre con una enfermedad por la que necesita diez pastillas diarias criticaba a este medio que está al límite. "Entre la farmacia, también la luz y todo lo que suben, no entiendo el baremo que han hecho. He trabajado 23 años y creo que tengo mis medicinas más que pagadas", decía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios