Provincia

El 38,4% del tabaco ilícito de España procede del Peñón

  • Ipsos sitúa a Algeciras como la ciudad donde más se consumen cigarrillos que no pagan impuestos

Un 38,4% del tabaco ilícito que se consume en España procede de Gibraltar, según una encuesta de cajetillas vacías de la consultora Ipsos que indica que Andorra y las Islas Canarias se sitúan en cambio a una holgada distancia y representan, respectivamente, el 11,1% y el 3,7% del total. El informe revela además que Algeciras es la ciudad en la que más se consumen cigarrillos de contrabando con un 55%, 22 puntos menos que en el segundo trimestre del año anterior. Le siguen Cádiz (54,7%), Jerez (54,4%) y Sevilla (47,2%).

El Gobierno de Gibraltar cuestionó en un comunicado la validez de este estudio -que analiza paquetes de tabaco tirados a la basura por toda España- ya que considera que no puede revelar si un paquete desechado es de contrabando o no. "Un paquete que entra en el análisis puede haber sido adquirido lícitamente al haber entrado en la franquicia legal de un viajero procedente de Gibraltar", planteó.

El Ejecutivo gibraltareño remarcó que está tomando medidas en su territorio contra el contrabando de tabaco que incluye una reducción del número de puntos de venta, la restricción horaria -sobre todo en la zona fronteriza- y una subida del impuesto de casi el 100% desde 2011.

Andalucía es la comunidad autónoma donde más se consume tabaco de contrabando, con un 30,4% del total del consumo de España en el segundo trimestre de 2018, seguida muy de lejos de la Comunidad de Madrid (6,9 %) y Cataluña (6,4 %). No obstante, los niveles de comercio ilícito de tabaco en Andalucía han descendido respecto al mismo periodo del año anterior, cuando concentraba el 34,6% del total de contrabando nacional.

La incidencia del tabaco que no paga impuestos en España se situó en el 9,4% en el segundo trimestre del año, lo que supone una disminución de 0,9 puntos porcentuales respecto al mismo periodo de 2016, según la citada encuesta.

El director de Asuntos Públicos de British American Tobacco (BAT) para España y Portugal, Pedro Fernández, explicó que estas cifras ponen de manifiesto que el tabaco ha llegado al límite de la carga impositiva que pueden soportar.

"En este contexto, cualquier nueva subida de impuestos, lejos de conseguir los objetivos recaudatorios y sanitarios, provocaría una subida de este consumo ilegal", insiste Pedro Fernández.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios