Provincia

El sector advierte de la incertidumbre generada por el fallo comunitario

  • Los barcos andaluces que usan el protocolo capturan en aguas del norte, de plena potestad marroquí

La patronal pesquera acogió ayer con cautela el fallo del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, por considerar que aunque permite mantener y renovar el acuerdo comercial entre Europa y Marruecos, genera incertidumbre en una buena parte del sector al dejar al margen las aguas frente al Sáhara Occidental. La flota andaluza es ajena a los efectos de fallo comunitario, dado que las capturas se realizan en aguas del norte de Marruecos, de plena potestad del país vecino, pero sí habrá afección para parte de la flota gallega y canaria.

El secretario general de la Confederación Española de Pesca (Cepesca) y presidente de Europêche, el sanluqueño Javier Garat, sostuvo que la sentencia genera "mucha incertidumbre", puesto que por un lado considera válido el acuerdo y por otro excluye las aguas del Sáhara, "que son muy importantes" ya que en torno al 94% de las capturas de la flota europea se realizan en la zona. "Los barcos andaluces pescan en aguas del norte de Marruecos, pero los barcos gallegos y canarios desarrollan parcialmente su actividad en esas aguas", resaltó. Garat llamó a la prudencia a la espera de conocerse la reacción del Gobierno de Marruecos, la Comisión Europea y los estados miembros.

Los barcos gallegos y canarios desarrollan su actividad parcialmente en aguas del Sáhara"

A escala andaluza, el sector también se mostró cauto a la espera de conocer las repercusiones de la sentencia, que llega cuando al actual acuerdo apenas le quedan menos de cinco meses de vigencia. El protocolo caducará el 14 de julio y ya se han iniciado los primeros contactos preparatorios para la negociación del nuevo.

El presidente de la asociación de armadores de Andalucía, Pedro Maza, detalló que los acuerdos pesqueros entre la UE y Marruecos siempre han incluido esta zona de pesca por lo que ahora se plantea "una situación nueva".

En este área faenan menos de una decena de grandes buques de distintos países, ninguno de ellos español, según Maza. "A los españoles no les afecta directamente, pero indirectamente sí, porque estamos hablando de que cambia el marco global del acuerdo", subrayó.

En la actualidad 45 barcos españoles, todos ellos de Cádiz, se benefician del acuerdo pesquero, ya que les permite faenar en el caladero marroquí. Para el sector español la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE es una noticia "agridulce", porque por un lado valida el acuerdo de pesca con Marruecos y no lo declara ilegal, pero por otro excluye de la aplicación del mismo las aguas adyacentes al territorio del Sáhara Occidental. "Se podría arreglar si hay voluntad", dice Pedro Maza, para quien ahora el futuro de este acuerdo queda en manos sobre todo de los políticos.

La patronal ensalzó nuevamente los efectos económicos del protocolo, que de 2014 a 2018 ha generado en Marruecos 700 puestos de trabajo de tripulantes, 200 de ellos en buques comunitarios, y alrededor de 3.500 empleos en tierra. Cabe recordar que en estas regiones la pesca supone 40.000 puestos de trabajo, sumando empleo directo e indirecto.

Los barcos europeos pescan 83.000 toneladas al año, lo que supone el 5,6% de las capturas totales en la zona, por un valor 80 millones de euros, de las que España asumió 7.314 toneladas el año pasado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios