Pesca

La falta de relevo generacional entre las preocupaciones del sector pesquero de Barbate

  • Empresarios y representantes sindicales han analizado cuestiones como las ayudas a la flota y la falta de precio de sus capturas

Uno de los barcos que pertenecen a la pesquera de Barbate Uno de los barcos que pertenecen a la pesquera de Barbate

Uno de los barcos que pertenecen a la pesquera de Barbate / Manuel Aragón Pina (Barbate)

Los armadores de los barcos con base en Barbate representados por la Asociación Barbateña de Empresarios Pesqueros (Abempe) y la Organización de Productores Pesqueros (OPP) se han reunido con responsables del sindicato Comisiones Obreras (CCOO) para analizar la situación por la que pasa el sector pesquero de Barbate, donde hay varios frentes abiertos.

Una de las preocupaciones más llamativas es la falta de nuevas generaciones de especialistas del mar, al ser una profesión que se está perdiendo. Este declive se debe, según se expuso, a que esta actividad no genera riqueza, y por tanto, no hace atractivo dedicarse a ella.

Esta primera reunión se ha centrado en valorar la situación de la flota barbateña, de la modalidad de cerco, afectada por la terminación del acuerdo de pesca entre la Unión Europea y el Reino de Marruecos el pasado 14 de julio. El tema que más les preocupa es que aún no se haya publicado la Orden de ayudas destinadas a minimizar la parada obligatoria por la terminación de este acuerdo pesquero.

La preocupación se vive por todas las partes, dado que cuanto más tarde en publicarse dicha Orden, más tiempo tardará los afectados en poder cobrar estas ayudas, que en definitiva corresponde a un solo mes computable, y son incompatibles con el cobro del desempleo.

Otra de las preocupaciones es que finalmente se firme el acuerdo pesquero, que aún sigue paralizado en el Parlamento Europeo, y del que hay poca información al respecto. Aunque todos coinciden que el acuerdo no es la panacea, ni la solución para la situación de crisis en la que se encuentra esta flota, bien es cierto, que al menos es una opción, aunque no para todos, dado el coste que genera pescar en Marruecos.

Otro de los asuntos tratados, es la temporalidad de la actividad, puesto que hasta hace muy poco se conocía con cierta certeza cuanto podría durar una campaña de pesca. Actualmente con el régimen de TAC y cuotas, a lo que se suma los continuos cierres de pesquerías de especies como el Jurel o la Sardina, es imposible saber cuánto va a durar la campaña pesquera.

Sin duda, el mayor problema es el precio del pescado, los Armadores expusieron al Sindicato, que desde la flota se ha apostado por aplicar la máxima calidad en la elaboración del pescado, que se han llevado a cabo medidas de autorregulación, capturando cuotas por debajo de las establecidas por el propio Ministerio, pero de nada sirve estas iniciativas, ante la competencia desleal, o la masiva entrada de pescado en el mercado nacional. Para ellos, es fundamental la regulación del Mercado, a través de políticas que regulen las capturas sin límites, porque además, esto supone aumento de mortandad, y perjudica la reproducción de especies.

Todos coincidieron en que hay que seguir trabajando en este contexto para hacer propuestas que ayuden a que esta flota, una de las más mermadas en estos últimos años, pueda salir a flote.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios