Provincia

Los propietarios del corcho le toman el pulso al sector en su reunión anual en Jerez

  • Los asistentes analizan las consecuencias de las orugas y el avance de la campaña en el encuentro

Un trabajador apila los corchos tras su extracción el pasado verano. Un trabajador apila los corchos tras su extracción el pasado verano.

Un trabajador apila los corchos tras su extracción el pasado verano. / pascual

Como cada año, se ha celebrado en la sede jerezana de Asaja-Cádiz la reunión anual de los propietarios de monte de alcornocal de la provincia en la que se ha tomado el pulso al sector. Los temas han sido diversos, desde la previsión del descorche, que está a punto de comenzar, hasta la consecuencia de la plaga de orugas que está afectando a Los Alcornocales, "pasando por las denuncia de coacciones a algunos trabajadores".

En el encuentro, los propietarios han denunciado la existencia de presiones y amenazas a los corcheros y arrieros que trabajan en sus fincas, hechas con la intención de implantar unas normas de retribución únicas de los trabajadores. Asaja-Cádiz considera que este tipo de actuaciones entran en claro conflicto con lo acordado por los legítimos representantes de los trabajadores en el convenio colectivo del campo (UGT, CCOO y Asaja). Asimismo, la asociación estima que las coacciones atentan contra la libertad de los trabajadores, les están incomodando en sus quehaceres y suponen la ruptura de los cauces establecidos -es decir el convenio- herramienta que tantos años ha proporcionado la paz y tranquilidad en una provincia modélica en las negociaciones y cierres de convenios.

Los asistentes han aprovechado para avanzar la situación de la campaña marcada por un cambio drástico en el mercado, con una gran demanda por parte de EEUU y China. Este aspecto ha mejorado el precio del corcho y, especialmente del refugo. En este contexto, los propietarios tendrán menos problemas para vender su producción, hecho que además se sustenta en una menor producción.

El tercer punto tratado ha sido las consecuencias de la aparición de orugas, 'periclista Andrei', en Los Alcornocales, que si se actúa coordinadamente no resultará aún alarmante. En este sentido, Asaja-Cádiz se ha puesto a disposición de la Delegación de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía para trabajar y colaborar en el tratamiento y erradicación de la oruga, como ya hizo con la lagarta peluda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios