Sanlúcar Del color del cristal con que se mire

  • El Pleno del Ayuntamiento celebra su debate anual sobre el estado de la ciudad a sólo dos meses de las elecciones municipales. Gobierno y oposición confrontan visiones muy distintas de la situación de la localidad. 

El portavoz del Gobierno municipal del PSOE, Juan Oliveros, en un momento del pleno de esta mañana. El portavoz del Gobierno municipal del PSOE, Juan Oliveros, en un momento del pleno de esta mañana.

El portavoz del Gobierno municipal del PSOE, Juan Oliveros, en un momento del pleno de esta mañana.

Como cada año, tocaba este mes y así se ha hecho, con la notable diferencia de que en esta ocasión sólo faltan dos meses para las elecciones municipales, que serán el 26 de mayo. El Pleno del Ayuntamiento ha celebrado hoy el debate sobre el estado de la ciudad como puro trámite político sin salirse del guion de lo previsible: para el Gobierno local Sanlúcar está que se sale y para la oposición, no puede estar peor. La situación del municipio depende del color del cristal con que se mire.

Dada la proximidad de los comicios, los grupos políticos optaron por poner al frente de sus discursos a sus respectivos alcaldables: el regidor, Víctor Mora (PSOE), que aspira a la reelección -con el apoyo de Juan Oliveros como portavoz socialista-; Carmen Álvarez (IU), Carmen Pérez (PP) y David Rodríguez Alhambra (Sí se puede-Podemos). Como excepción, llamó la atención que interviniera en nombre de Ciudadanos (Cs) su concejala recién incorporada, María Jesús Herencia. A su lado, muy atento, Javier Gómez Porrúa. La incógnita de quién será el aspirante de este partido a la Alcaldía todavía no se ha despejado. Por lo demás, los concejales no adscritos tuvieron de portavoz a Juan Álvarez.

El extraño formato de esta sesión plenaria de carácter extraordinario desnaturalizó la propia convocatoria como debate, porque en realidad no lo hubo. El pleno consistió en una concatenación de discursos casi electorales -o sin casi-, pero de réplicas, que suelen ser lo más sabroso de estas discusiones oficiales, nada de nada. Abrió fuego el alcalde, hablaron los portavoces y cerró la sesión el alcalde dándose el gustazo -él sí- de replicar a sus adversarios políticos con dardos como que “no les conocen en los barrios ni los bares”.

Mora defendió que Sanlúcar “ha crecido” en los últimos años en todos los aspectos positivos: empleo, turismo, credibilidad del Ayuntamiento e incluso población. Por su parte, Oliveros echó mano de bonitos “datos objetivos” y carteles con gráficos de más o menos probada eficacia televisiva, además de arremeter contra la “destructiva” oposición del “no por el no”.

En el bando rival, las intervenciones estuvieron plagadas de palabras un poquitín más gruesas que de costumbre, sobre todo, dirigidas al alcalde. “No sé en qué ciudad ha vivido en los últimos cuatro años. Lo que está claro es que ha salido poco de su despacho” (Carmen Álvarez). “Sigue viviendo en los mundos de Yupi” (Pérez). “Hay que tener la sangre de horchata para soltar la parrafada que ha soltado aquí” (Rodríguez Alhambra). “Ha estado cuatro años sin hacer prácticamente nada” (Herencia). “Maltrata al sector turístico” (Juan Álvarez). En ese plan. 

El pleno fue seguido en directo a través de la página web municipal con un pico de audiencia de nueve espectadores, aunque, todo sea dicho, se celebró por la mañana y los ciudadanos que quieran sufrirlo -o, quién sabe, disfrutarlo- lo tienen a su disposición en Youtube. Que les aproveche.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios