Provincia

Más de 7.000 personas pisaron el Alcázar de Jerez durante Vinoble

  • El gobierno local hace un balance "muy positivo" tras el cierre del Salón, para el que estudian ya ampliar el número de stands

El Alcázar registró un total de 7.300 entradas durante los tres días de Vinoble, con puntas de 2.600 asistentes tanto domingo como el lunes, mientras que el tercer y último día, el martes, la asistencia rondó las 2.100 personas. Según los datos facilitados ayer por el Ayuntamiento en su balance oficial, que califica de "muy positivo", la organización expidió hasta tres mil acreditaciones a compradores y profesionales, la inmensa mayoría (el 80% del total) de procedencia nacional, mientras que el 20% restante (600 personas) llegaron a Jerez desde los cinco continentes, en concreto de países europeos y africanos, así como de Nueva Zelanda, Canadá, Argentina y Colombia, lo que según la alcaldesa, Mamen Sánchez, hacen de la décima edición "la más internacional desde que se tienen datos".

Cabe señalar que entre los profesionales extranjeros acreditados figuran la treintena larga de importadores procedentes de 16 países presentes en el VII Encuentro Internacional de Compradores de Vinos y Licores, cita organizada por la Agencia Andaluza de Comercio Exterior (Extenda) en paralelo a Vinoble y que ha contado este año con la participación de profesionales de Alemania, Bélgica, Brasil, Canadá, Chequia, China, Corea del Sur, Holanda, Italia, Japón, Kazajistán, México, Polonia, Rusia, Reino Unido y EE.UU. Al personal acreditado se suman además las cerca de dos mil personas invitadas por los expositores, entre los que se reparten 25 invitaciones por módulo contratado.

Entre los profesionales acreditados había 600 extranjeros procedentes de los cinco continentes

En su balance oficial, el gobierno local destaca el equilibrio alcanzado en el número de asistentes por cada jornada, no más de 2.600 personas en un mismo día, lo que se considera una "ocupación adecuada" para el recinto del Alcázar, en el que se ha limitado la afluencia en esta edición para evitar "posibles aglomeraciones y la masificación del evento".

La regidora jerezana y la primera teniente de alcaldesa, Laura Álvarez, aseguran que el Ayuntamiento ya ha comenzado a trabajar en la próxima edición, la de 2020, para la que, aprovechando las visitas de los máximos responsables de la Consejería de Agricultura de la Junta y la Diputación de Cádiz, Rodrigo Sánchez Haro e Irene García, ya se ha amarrado la continuidad de la colaboración de la Administración autonómica y de la provincial.

La alcaldesa aprovechó para agradecer la implicación de las instituciones públicas colaboradoras, reconocimiento que hizo extensivo "por su trabajo y dedicación" al Consejo Regulador del jerez, al equipo organizador del Salón y al comité asesor.

Del mismo modo, Sánchez y Álvarez avanzaron ayer que, tras la toma de posesión del nuevo Gobierno central, "desde el Ayuntamiento se iniciarán líneas de trabajo para contar con la participación del Ministerio de Agricultura". Cabe recordar que el nuevo titular de la cartera, Luis Planas, fue el encargado de reactivar el apoyo económico de la Junta al Salón en la edición de 2014 en su anterior etapa como consejero de Agricultura.

El Ayuntamiento, propietario de la marca Vinoble y responsable de la organización, también ha comenzado a estudiar la posibilidad de ampliar el espacio expositivo con la incorporación de más stands. En la edición de este años ha sido imposible atender la solicitud de 14 bodegas, que se quedaron fuera al cerrarse la comercialización de los stands en diciembre con todo completo, hasta alcanzar los 63 expositores presentes en la cita.

La alcaldesa, en su balance, se refirió igualmente al "éxito y gran aceptación" de las catas de Vinoble, para las que recordó que, en la mayoría de los casos, se agotaron las entradas en apenas 48 horas, "gracias al interés y al prestigio" de los encargados de dirigirlas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios