Provincia

"No pedimos lujos, son necesidades"

  • Jueces y fiscales de la provincia se concentran para protestar por la falta de medios y plantilla, las deficientes instalaciones o la politización del CGPJ

Los juzgados de la provincia de Cádiz vivieron ayer una imagen completamente inusual, histórica, con la concentración de jueces y fiscales para reivindicar una mejora urgente de la Justicia. Más órganos judiciales y mayores plantillas, una racionalización de la planta judicial, el refuerzo de la independencia judicial o la modernización de la Administración de Justicia son algunas de las reclamaciones que el sector judicial llevó ayer a las calles.

Por primera vez las cuatro asociaciones de jueces -Asociación Judicial Francisco de Vitoria, Asociación Profesional de la Magistratura, Juezas y Jueces para la Democracia y Foro Judicial Independiente- y las tres de fiscales -Asociación Profesional e Independiente de Fiscales, Asociación de Fiscales y Unión Progresista de Fiscales- se han puesto de acuerdo para impulsar una movilización que nace del hartazgo y de la sensación de "ninguneo" a sus reivindicaciones.

"No pedimos lujos, son necesidades", manifestó ayer la fiscal jefe de la provincia de Cádiz Ángeles Ayuso a las puertas de los juzgados de San José en la capital gaditana. "Solicitamos una modernización de la Justicia sensata y racional, que no escatime en dinero y que respete las leyes, porque hay leyes que no se están cumpliendo, como la del Estatuto del Ministerio Fiscal, que desde el año 2007 prevé una partida presupuestaria para el Ministerio Público que, en la práctica, no se está incluyendo ni aprobando en los Presupuestos Generales del Estado", subrayó ayer Ayuso, que añadió que "sin esa autonomía presupuestaria, lógicamente, perdemos independencia. Está claro que esto no es una casualidad ni un olvido del legislador de turno. Llevamos años de maltrato institucional hacia el Ministerio Fiscal y hacia la judicatura en general".

Otra reclamación que planteó ayer la fiscal jefe en el acto de protesta fue derogación de los plazos de instrucción "porque es un abuso hacia la ciudadanía". Según Ayuso, "nos exigen plazos -entre seis meses y un año- para investigar los asuntos en lugar de facilitarnos medios personales y materiales. Sin embargo, los señores que ahora mismo están en el Campo de Gibraltar delinquiendo a plena luz del día, esos emplean horas y horas y horas en preparar y cometer los delitos".

"Si no tuviéramos vergüenza ni dignidad profesional, concluiríamos la instrucción de los casos en un breve periodo de tiempo ¿pero cómo? Muy mal", declaró la representante de la Fiscalía en Cádiz. "Necesitamos tiempo para trabajar y eso es actuar racionalmente".

Ángeles Ayuso denunció además "la indignidad de algunas sedes judiciales" y la falta de sentido común a la hora de implantar la denominada Fiscalía Digital: "Se quiere pasar de un sistema decimonónico, donde todo se escribe (antes a máquina, hoy con ordenadores) a otro digital de golpe y porrazo, lo que está provocando, por un lado, que se tire el dinero de todos los españoles y, por otro, que los usuarios de la Justicia pierdan su tiempo".

En Chiclana, el juez decano del partido judicial, Óscar Alcalá, fue el encargado de dar lectura al documento en el que se hacían eco de las demandas efectuadas a nivel nacional, tras lo cual hizo hincapié también en diversas situaciones especialmente problemáticas en la ciudad, como la importante sobrecarga de trabajo que arrastran estos juzgados desde hace años, muy por encima de la media recomendada en los módulos del Consejo General del Poder Judicial; el reconocimiento de categoría para los magistrados o la necesidad urgente de la creación del sexto juzgado en dicho Palacio de Justicia, algo que se viene demandando por parte de los diferentes representantes de la Administración de Justicia en la localidad desde el mismo momento de la puesta en funcionamiento de la quinta sala, en 2009.

En Jerez, Lourdes Marín, magistrada presidenta de la Sesión Octava de la Audiencia Provincial, y Francisco García, fiscal jefe del Área de la Fiscalía en Jerez, pusieron la lupa en el "pésimo" estado de las sedes judiciales jerezanas. "Recuerdo que cuando era decana ya había problemas en el edificio de García Figueras y aún hoy estamos en las mismas. Ahora hay más órganos, más jueces y más funcionarios, por lo tanto, las condiciones empeoran todavía más", señaló Marín.

Jueces y fiscales de Algeciras se sumaron igualmente al acto de protesta y subrayaron una necesidad perentoria del Campo de Gibraltar: el aumento de la seguridad en las sedes judiciales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios