Provincia

La multinacional americana Beam pone el Palacio Domecq de Jerez en el mercado

  • Un grupo de hosteleros está interesado en utilizar las históricas instalaciones como lugar de celebraciones de alto standing

El emblemático Palacio Domecq, ubicado en la céntrica Alameda Cristina de Jerez, está en el mercado. Es más, las gestiones de venta se encuentran bastante avanzadas con un grupo de hosteleros que se habrían unido para acometer una ambiciosa operación: comprar el inmueble y comenzar a sacarle partido de inmediato. Hay fuentes tanto del sector hostelero jerezano como del bodeguero que aseguran que el Palacio seguiría la 'sombra' de la boda de 'El Juli', el conocido torero que lo alquiló al completo para su boda con Rosario Domecq. Es decir, de ahora en adelante se dedicaría a las celebraciones.

De otro lado, hay quienes consideran que el uso para el que se destinará sería albergar un hotel de lujo en pleno centro de Jerez al estilo del prestigioso Alfonso XIII de Sevilla.

Según ha podido saber este medio, la multinacional norteamericana Beam (hasta hace poco Beam Global), la actual propietaria del sector jerezano de la antigua Domecq, ha realizado numerosas gestiones en el ámbito administrativo de cara a la venta del edificio, que ocupa una manzana completa delimitada por las calles Eguiluz, plaza Aladro, alameda Cristina y alameda del Mamelón. Su gran valor tanto económico como artístico se da por supuesto si se tiene en cuenta que fue declarada Bien de Interés Cultural (BIC) a través del BOJA en 2003.

Desde la compañía norteamericana Beam Global "ni se admite ni se desmiente" el interés en poner en el mercado este patrimonio del que las extintas Bodegas Domecq tenían la exclusividad de uso desde 1964, una vez que la familia propietaria dejó de utilizarlo como residencia familiar en pleno centro de la ciudad. Fue entonces cuando las diferentes compañías propietarias (Bodegas Domecq y Beam Global y Beam en la actualidad) utilizaron el noble edificio para alojar a directivos de la multinacional o de compañías colaboradoras. El Palacio Domecq se convirtió en la sede visible de la compañía bodeguera, dejando atrás el uso residencial que le dio la familia Domecq hasta los años 60 del pasado siglo, concretamente hasta 1964.

Ayer mismo, trabajadoras del Palacio Domecq procedieron a la retirada del cartel que anuncia el horario de visitas a este histórico edificio, que data del siglo XVIII. Fuentes de la multinacional Beam aseguraron a este medio que la causa de dicha retirada no era otra que el fin del periodo de visitas, que concluye tal día como hoy, 31 de octubre.

Cabe recordar que el Palacio Domecq se vio beneficiado de una amplia remodelación a mediados de los años 60 del pasado siglo, una vez que la bodega se hizo cargo del edificio. Se trata de uno de los edificios más impresionantes de la ciudad. Las cifras hablan por sí solas, ya que dispone de diez dormitorios, además de dos salones comedores, un salón de bailes y hasta de un tablao flamenco en la planta del sobrado que se ubica justamente en la tercera altura del conocido edificio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios