Provincia

La llegada del 'Galicia' marca el inicio de un mes frenético en Navantia-Cádiz

  • Además del buque de la Armada, pasarán por el astillero de Reparaciones tres cruceros y una fragata · Después habrá un parón hasta marzo · De haber coincidido, generarían 700 empleos entre los cinco

Comentarios 8

Lo que debería ser rutina se ha convertido en algo extraordinario. Así se vive dentro del astillero de Reparaciones de Navantia en Cádiz una situación que llevará a sus diques en el plazo de un mes a cinco buques: dos de la Armada y tres cruceros.

El primero llegó ayer. Sobre las tres de la tarde, el buque de asalto anfibio Galicia, perteneciente a la Armada Española y diseñado para transportar tropas y vehículos, con sede en la Base Naval de Rota, llegaba al dique de la capital gaditana, donde permanecerá varias jornadas para someterse a una reparación. Concretamente, según se explicó ayer a este periódico desde el comité de empresa gaditano, se comprobará la línea de eje del navío. Una vez extraída, "se verá qué está dañado y qué trabajos hay que realizar; no obstante, sea lo que sea, no dará mucha faena", explicaba ayer el presidente del comité de Navantia-Cádiz, Juan Bedeli.

El siguiente en llegar a estas instalaciones será un crucero, el Empress. de la compañía Pullmantur (grupo que pertenece desde 2006 a la naviera americana Royal Caribbean Cruises), que lo hará el próximo 1 de noviembre.

Desde el comité detallaron que la faena necesaria en este buque lo hará permanecer en dique seco aproximadamente 15 días, por lo que se estima la creación de unos 250 empleos directos de industria auxiliar, más los 162 operarios de plantilla fija. A ellos, como indicó ayer Bedeli, habría que añadir otro número indeterminado de empleos indirectos inducidos necesarios para esta intervención.

Una semana después, en principio previsto para el 7 de noviembre, entrará en las instalaciones gaditanas otro crucero, el Azamara Quest, de la compañía Azamara Cruises, que permanecerá atracado unos 8 días. Se someterá a diferentes reformas y cuidados para continuar con su travesía. El comité gaditano estima que necesitará alrededor de 150 empleos directos de contratas.

Para el día 19 de noviembre se prevé la llegada al astillero de Cádiz del tercer crucero, el Serenade of the Seas, también de la compañía Royal Caribbean. Este navío, tanto por sus dimensiones como por los trabajos que necesitará, estará en dique seco 22 días, y se prevé que genere 300 empleos directos, también de industria auxiliar, más la plantilla fija.

A medias entre los dos últimos cruceros, llegará a las instalaciones gaditanas la fragata Navarra (F-85), también de la Armada Española y perteneciente a las fragatas clase Santa María. Su entrada en dique está prevista en el arco temporal que va de los días 16 al 20 de noviembre, ya que dependerá de la salida del crucero Azamara Quest. De momento, no se sabe con certeza qué mano de obra extra necesitará, ya que sólo ha trascendido que llegará a Cádiz para una varada.

Lo que sí remarcaron ayer desde el comité es que, como afirmó su presidente, Juan Bedeli, "esto da una proporción de lo que es el mercado de Reparaciones: si hubieran coincidido los cinco barcos al mismo tiempo, el astillero de Cádiz crearía más de 700 empleos directos de industria auxiliar, más los inducidos, como limpieza, etc".

También se explicó ayer desde fuentes sindicales que, una vez finalizados estos contratos, el dique gaditano se quedará sin faena hasta el mes de marzo cuando, en principio, entraría en dique para ser reparado un yate de lujo. De momento, no han trascendido más detalles al respecto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios