La Línea

El juez pone en libertad al padre imputado por la violación de su bebé

  • El instructor de las diligencias aprecia ahora dudas sobre la existencia del delito

  • La defensa presenta un informe forense privado en el que niega la agresión sexual

Comisaría de La Línea Comisaría de La Línea

Comisaría de La Línea / Jorge del Águila (La Línea)

Comentarios 3

El juez de La Línea encargado de instruir las diligencias abiertas por la presunta agresión sexual a un bebé de 19 meses por parte de su padre ha decretado su puesta en libertad tras tomarle declaración en la mañana de ayer.

La decisión toma como base el testimonio del progenitor y un informe pericial forense, presentado por la defensa, que no aprecia la existencia de desgarro anal en el pequeño y en la duda que se establece a partir de este hecho sobre la vía de contagio del virus del papiloma humano que padece el bebé.

Según la tesis esbozada por la defensa del imputado, el niño pudo contraer el virus del papiloma por contacto, lo que pondría en tela de juicio la agresión sexual, una tesis a la que apuntaron inicialmente los pediatras del hospital de La Línea que a finales de agosto pasado denunciaron ante la Policía Nacional, tras hacer una revisión al pequeño, la existencia de un desgarro en el ano del bebé, así como de algunas verrugas compatibles con una enfermedad de transmisión sexual.

Los análisis de sangre practicados al pequeño determinaron que se trataba del virus del papiloma, presente también en las analíticas realizadas al padre por orden del juez, el cual ordenó su ingreso inmediato en prisión provisional como imputado por agresión sexual en el ámbito familiar tras ser detenido por la Policía Nacional el 31 de octubre en su domicilio. Allí se incautaron, además, de 5.000 cajetillas de tabaco de contrabando, hecho por el que también fue inculpado por delito contra la Hacienda pública.

La decisión del juez cogió ayer por sorpresa a los responsables de la investigación policial, cuya Unidad de Atención a la Familia y la Mujer (Ufam) ha dedicado muchas horas en su intento de esclarecimiento de los hechos.

Algunas fuentes judiciales apuntaron que la puesta en libertad puede estar motivada indirectamente en el temor a que el imputado pudiera sufrir en la prisión algún tipo de agresión por parte del resto de internos dado el tipo de delito del que se le acusa, aunque otras fuentes descartaron esta posibilidad puesto que existen fórmulas para garantizar la seguridad de este tipo de reclusos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios