Provincia

De la inseguridad que se vive en La Línea a la confrontación en el Parlmento Andaluz

El vicepresidente de la Junta, Manuel Jiménez Barrios, urgió ayer al Ejecutivo central a "restaurar la legalidad, la autoridad y el orden" en el Campo de Gibraltar y especialmente en La Línea a tenor de los últimos sucesos en materia de seguridad, mientras que el PP le acusó de utilizar una comparecencia parlamentaria sobre el Brexit para "confrontar" con el Gobierno.

Jiménez Barrios defendió que el Gobierno andaluz "no es el de la confrontación, sino el de la colaboración y el trabajo". No obstante, se refirió a los últimos sucesos en el Campo de Gibraltar, entre ellos el asalto al hospital de La Línea para liberar a un presunto narcotraficante, y subrayó que no estamos ante "un hecho puntual" como defiende el Gobierno, sino ante una situación de "emergencia" que requiere una actuación "necesaria". "Se ha producido un salto exponencial porque ya no estamos hablando de contrabando de tabaco sino de bandas armadas y eso no se puede permitir", advirtió.

Desde las filas del PP, Ana Mestre consideró que en la comparecencia de Jiménez Barrios "no ha habido novedades" y que ésta se ha sustentado en la estrategia de "confrontación" de la presidenta de la Junta, Susana Díaz, con el Ejecutivo central. Frente a ello, reclamó "confianza y lealtad" entre las instituciones.

En nombre de Ciudadanos, su portavoz adjunto, Sergio Romero, lamentó que Jiménez Barrios expusiera datos "que ya tenemos" y le ha pidió que aproveche el tiempo y traiga "propuestas" a la Cámara. Romero reclamó autocrítica a las administraciones porque la situación que vive el Campo de Gibraltar es "muy desesperante".

Desde IU, Antonio Maíllo, defendió la necesidad de afrontar este problema desde el diálogo, la cordura y una "profunda confianza" entre las instituciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios