Sanidad

Las ambulancias de la provincia comienzan una huelga

  • Los pacientes más afectados serán los que requieren rehabilitación y los que reciban el alta hospitalaria

Trabajadores de ambulancias durante la última huelga en 2015 Trabajadores de ambulancias durante la última huelga en 2015

Trabajadores de ambulancias durante la última huelga en 2015 / MIGUEL ÁNGEL GONZÁLEZ (Jerez)

Los trabajadores de las ambulancias de la provincia dan comienzo a las 12 de la noche de este domingo a una huelga indefinida de 24 horas convocada durante tres días de la semana: lunes, miércoles y viernes.

Pese a las intensas negociaciones que se han mantenido durante los últimos días no ha sido posible llegar a un acuerdo con las empresas concesionarias del transporte sanitario. Según afirma el portavoz sindical Juan Manuel Braza, “lamentablemente la huelga se mantiene, porque cuando las empresas no ofrecen nada es imposible el acuerdo”.

El pasado viernes se produjo una reunión en el Sercla, que acabó sin avenencia y durante el fin de semana se han producido nuevos encuentros entre delegados sindicales y representantes de las empresas, “incluso con la mediación de partidos políticos”, indica Braza, pero no se ha conseguido parar la convocatoria.

El conflicto viene motivado por la propuesta que las empresas presentaron a los trabajadores y que, según sus representantes, contempla una subida salarial de apenas el 0,55% para el total de los próximos seis años.

Una subida salarial que los comités consideran insuficiente es una de las claves del conflicto

Esta oferta incumple, de acuerdo con los comités, los compromisos que se habían adquirido antes de la reciente adjudicación del servicio del transporte sanitario en la provincia, concurso que ha recaído en las mismas empresas que tenían ya la concesión.

A la huelga están convocadas las plantillas de las empresas concesionarias SSG, Digamar y Ambulancias Barbate, que en el último concurso se presentaron a la licitación como una UTE: TSI Cádiz. En total, alrededor de unos 500 trabajadores, cerca de 170 sólo en Jerez.

Debido a la importancia del servicio que prestan estas plantillas se han establecido unos servicios mínimos del 100% en el caso de los traslados urgentes y también en el transporte de enfermos de diálisis y de los que están recibiendo tratamientos oncológicos. Para los traslados de rehabilitación, los servicios mínimos establecidos son del 50% por lo que estos pacientes serán previsiblemente los más afectados por los paros, así como los que precisen una ambulancia tras el alta hospitalaria o los traslados interhospitalarios de enfermos, siempre que no sean urgentes.

Braza señala que en los próximos días se convocará también alguna concentración de protesta en los centros hospitalarios, a falta de la pertinente autorización. Ante la conflictividad en el sector, los comités han llegado a pedir la gestión directa del servicio por parte del SAS, al entender que “conllevaría una mejora de la calidad” y critican que la licitaciones a empresas privadas suponen “un deterioro del servicio”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios