Hospitalización a domicilio

Una atención sanitaria adaptada a la fragilidad de los mayores

  • El doctor Juan Torres Macho expone en el Hospital de San Carlos un modelo de asistencia implantado en otras comunidades

Juan Torres Macho durante su charla en el Hospital de San Carlos. Juan Torres Macho durante su charla en el Hospital de San Carlos.

Juan Torres Macho durante su charla en el Hospital de San Carlos.

El envejecimiento de la población es una realidad a la que debe adaptarse la atención sanitaria. De hecho, en algunas comunidades autónomas, como Madrid, País Vasco y Cataluña, se ha desarrollado un modelo asistencial que tiene en cuenta esta situación. Se trata de la hospitalización a domicilio o atención sanitaria en las propias casas de los pacientes y, especialmente, en las residencias de mayores.

El director médico del Hospital Universitario Infanta Cristina de Parla (Madrid) y especialista en Medicina Interna, Juan Torres Macho, habló este lunes en el hospital isleño de San Carlos sobre la hospitalización a domicilio basándose en la experiencia positiva que tienen en Madrid. La charla fue organizada por el Servicio de Medicina Interna de San Carlos.

Según explicó Juan Torres en una conversación con este periódico, hay un grupo de pacientes que viven en residencias de ancianos a los que se les denomina pluripatológicos porque suelen tener muchas enfermedades, y son "muy frágiles", en el sentido de que "cualquier agresión externa puede hacer que se sientan peor". Al respecto, aseguró que "está demostrado que la hospitalización es una agresión para ellos porque salen de su entorno, se les interrumpe el sueño para darles pastillas, se les ponen catéteres y se les hacen intervenciones agresivas que provocan que salgan peor del hospital, aunque se les cure el motivo por el que ingresaron, como puede ser una neumonía o una deshidratación".

Así, el sistema que se ha implantado en otras comunidades consiste en "hacer una atención en la propia residencia de ancianos, siempre que sea posible y seguro para el paciente, y en estos casos la cantidad de complicaciones es menor. El objetivo es que estas personas permanezcan el menor tiempo posible en el hospital para que la atención sea lo menos invasiva posible. Es decir, adecuar la atención a su fragilidad".

Este médico afirmaba que existe una creencia generalizada de que el hospital es un lugar seguro, "pero es todo lo contrario: hay infecciones, los pacientes se desorientan, se caen..., es decir, hay problemas de seguridad, sobre todo para las personas mayores". Añadía que la hospitalización puede ser también un problema para los familiares, que tienen que quedarse por las noches allí; "sin embargo, en la residencia siguen atendidos como siempre. Entonces, este modelo asistencial es ventajoso para todos:para el paciente y para los familiares".

Señalaba que para poner en marcha este sistema es fundamental la coordinación entre los profesionales de Atención Primaria, de los hospitales y de las residencias de ancianos. E incidía en que este modelo resulta "mucho más barato" que el ingreso de las personas mayores, ya que consumen menos recursos hospitalarios: "En vez de ocupar una cama, los profesionales se desplazan hasta la residencia o el domicilio del paciente para darle la atención que necesite".

Juan Torres consideraba que el Hospital de San Carlos es un lugar adecuado para poner en marcha este modelo de atención sanitaria, al tratarse de un centro relativamente nuevo, con áreas todavía sin usar y con profesionales jóvenes. Dijo que es un hospital que "todavía tiene mucho por definir sobre cómo quiere hacer la atención de su población, y puede desarrollar un modelo de atención a la población anciana y crónica de forma muy flexible, mucho mejor que el Puerta del Mar, que al ser un hospital grande, en el que ya está todo establecido, el cambio es mucho más complicado. Cuando hay un proyecto nuevo y sobre todo con gente joven, siempre es una oportunidad para mejorar las cosas", concluyó.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios