Promoción de viviendas Las grúas vuelven al paisaje de la costa de Cádiz

  • La construcción de viviendas en el litoral de la provincia dice adiós a la crisis con la puesta en marcha de varias promociones residenciales

Una promoción en construcción en Zahara de los Atunes. Una promoción en construcción en Zahara de los Atunes.

Una promoción en construcción en Zahara de los Atunes. / José María Ruiz

Comentarios 2

La construcción de viviendas se reactiva en Cádiz, donde las grúas vuelven a formar parte del paisaje tras años de ausencia. La provincia deja atrás paulatinamente los años de parálisis. Los efectos son especialmente visibles en el litoral, donde se nota el desembarco de nuevos jugadores, como las Sociedades Cotizadas Anónimas de Inversión en el Mercado Inmobiliario (Socimis), que se han aliado en muchos casos con empresas locales para sacar adelante sus proyectos.

El último ejemplo es el de Chiclana, donde el ayuntamiento ha dado el visto bueno para la construcción de 206 viviendas en su costa, 26 unifamiliares y 180 plurifamiliares de tres plantas. La iniciativa reabre la pujanza del sector de la construcción en este municipio, que durante largos años ha permanecido en el letargo tras la crisis del ladrillo. La inversión asciende a 23 millones de euros.

El propio alcalde de esta ciudad, José María Román (PSOE), define lo que significa la puesta en marcha de esta nueva promoción: “Esta iniciativa supone el pistoletazo de salida al inicio del nuevo tiempo de la construcción en la población después de diez años muy difíciles”.

Con esta operación urbanística, Chiclana se erige como el referente de la construcción de la provincia en enclaves privilegiados como es el caso de la zona de La Barrosa, donde se va a levantar dicha macrourbanización con chalets y apartamentos turísticos. La empresa promotora ya ha desembolsado 792.000 euros para la licencia urbanística, pero cuando comience pagará otros 766.000 euros por la licencia de construcción.

El desembarco de nuevos jugadores como las Socimis ha dinamizado el sector

En total, el consistorio chiclanero recaudará más de un millón y medio de euros.La parcela donde se levantará este nuevo residencial, de más de 60.000 metros cuadrados, se localiza justamente frente al pabellón Costa Sancti Petri entre las calles Estribor, Hércules, Arrecife y Estribor. Una zona entre las playas de La Barrosa y Sancti Petri muy apreciada por turistas y visitantes y que cuenta con otras urbanizaciones cercanas que incluyen piscinas comunitarias y espacios verdes. Además, se encuentra muy cerca de la primera pista, donde se ubican restaurantes y bares a pie de playa.

El regidor chiclanero redunda en su cuenta de facebook en que esta promoción urbanística generará “nuevos empleos para el sector de la construcción. Siempre se ha dicho que cuando se mueve el cemento, se mueven todos los gremios. Nuevos tiempos para Chiclana, dejando atrás lo peor de la crisis”.   

El Puerto apuesta por el lujo

En El Puerto, la reactivación de la actividad inmobiliaria se ve sobre todo en el extrarradio de la ciudad, con un casco histórico todavía inmovilizado esperando la entrada en vigor del Plan Especial de la zona, que no termina de llegar y mantiene paradas muchas inversiones a la espera de saber realmente qué se puede hacer en cada finca. 

El último ejemplo es la puesta en marcha de una promoción de 202 viviendas en Chiclana

La mayor expansión del sector residencial se está produciendo en las propiedades de lujo, siendo El Puerto uno de los municipios españoles en los que más ha crecido el interés por este tipo de viviendas. Destacan en este sentido entornos como el de Bahía Blanca, con construcciones destinadas a personas de alto nivel adquisitivo promovidas por el entorno del empresario Florentino Pérez.

En cuanto a los proyectos hoteleros que podrían ver la luz a corto o medio plazo, figuran uno en Bahía Blanca y otro en el antiguo Club Mediterráneo, este último ahora mismo en fase de expropiación pública. También en el casco urbano se han reactivado hace escasas fechas promociones que se habían interrumpido por la crisis, como un conjunto de 42 viviendas destinadas al alquiler en la calle Buque Escuela Esmeralda o la venta de parcelas para unifamiliares en la zona de Caja de Aguas, por poner algunos ejemplos.

Fin a la sequía en Puerto Real

En Puerto Real, los años de sequía en la construcción de viviendas empiezan a tocar fin. Hasta cuatro de las promociones que quedaron paralizadas por la crisis, algunas de ellas a medio construir, se han reactivado en los últimos meses o están iniciando los trámites legales en la oficina de Urbanismo para retomar la construcción.

El Puerto de Santa María se está erigiendo en un referente en la vivienda de lujo

Dos de ellas están situadas en el extremo del barrio de Casines, frente al litoral puertorrealeño, la zona que sufrió el mayor crecimiento durante el boom inmobiliario. Allí se han reactivados dos promociones de viviendas. Una de ellas, bajo el nombre de Terrazas de Puerto Real, ha comenzado la construcción de una nueva urbanización que levantará 48 viviendas en tres fases. Estará situada a pocos metros del saco de la Bahía. La segunda promoción de esta zona costera está ahora iniciando los trámites.

También quedó paralizada la promoción Jardines del Porvenir, cuyo proyecto se ha retomado ahora para construir 94 pisos y más de un centenar de plazas de garaje. Esta nueva promoción se sitúa entre el parque de las canteras y el Paseo Marítimo. Cercana a esta promoción se está intentando retomar la construcción de una promoción de viviendas unifamiliares, que se abandonó hace unos años.

Hoteles y viviendas en La Janda

La Janda también vive un despertar del sector de la construcción. Varias promociones de viviendas y nuevos hoteles se reparten por el litoral. Uno de los mayores proyectos que se ejecutan en la actualidad en la comarca se encuentra en el núcleo urbano de Zahara de los Atunes, donde el Grupo Puerto Zahara construye la promoción Aire de Zahara compuesta por 35 viviendas y 21 estudios profesionales de hasta tres dormitorios distribuidos en altura.

Una promoción en construcción en Zahara de los Atunes. Una promoción en construcción en Zahara de los Atunes.

Una promoción en construcción en Zahara de los Atunes. / José María Ruiz

No es el único proyecto en previsión en el término municipal de Barbate, ya que se contempla la construcción de un nuevo hotel en la localidad, y el desarrollo de la Unidad de Ejecución-B4, donde se prevén también viviendas y un complejo hotelero frente al puerto pesquero. Otros proyectos duermen de momento, como La Bahía de los Flamencos junto a Montenmedio, El Següesal, El Bujar, Trafalgar y La Breña.

En Vejer, el Grupo Q está ampliando El Pueblo del Alba, una promoción de unifamiliares, que se une a lo ya construido años atrás. También están previstas otras promociones de ámbito privado en el muro, y se han puesto en venta parcelas para nuevas edificaciones.

En su costa, sigue la redacción del proyecto hotelero en Malcucaña, y un hotel autosostenible de 36 habitaciones en El Palmar. Cuatro de ellas serán suites, además de restaurante y piscina.

En cuanto a Conil, sigue la construcción de diversas promociones de viviendas, tanto con carácter público que prevé realizar la empresa pública Rosam, como otras promociones de ámbito privado en la zona de expansión de esta localidad. También grandes cadenas de hoteles están en plena edificación de nuevos establecimientos.   

Costa Ballena ejerce de locomotora

En la Costa Noroeste, la reactivación del sector de la construcción de viviendas tiene un punto de especial interés. Se trata de Costa Ballena, donde en los próximos días comenzarán las obras de más de 260 viviendas, según ha informado el Ayuntamiento de Chipiona. Será en el término chipionero de este complejo turístico y residencial donde se llevarán a cabo dichas actuaciones por parte de empresas privadas, que cuenta ya con las correspondientes licencias de obras y los proyectos de ejecución aprobados.

Por cierto, también en la parte chipionera de Costa Ballena está en proyecto la construcción de un hotel junto al establecimiento que la cadena Best Hotels abrió el año pasado. Además, en el Paseo Marítimo de Chipiona, el antiguo Cruz del Mar se convertirá en un nuevo hotel y las 28 viviendas anexas se transformarán en alojamientos de lujo.

San Fernando es la excepción

San Fernando es la excepción a esta reactivación. La construcción de viviendas en la Isla está todavía muy lejos de recuperar el ritmo anterior a la crisis económica. Apenas se ha construido nueva vivienda en los últimos años y las promociones en marcha han sido contadas, una situación que no ha apenas ha registrado variación con la mejoría económica. El mercado sigue prácticamente paralizado en San Fernando.

Destacan, eso sí, las nuevas promociones que se han llevado a cabo en la Ronda del Estero, que es un área donde todavía queda mucho suelo por desarrollar. Pero, en términos generales, las actuaciones que se llevan a cabo son bastante específicas y por lo general de un reducido número de viviendas.

Nada de grandes promociones como la de Cala del Sol, también en la Ronda, que se convirtió en uno de los ejemplos más sangrantes de la crisis inmobiliaria. De hecho, los grandes desarrollos proyectados desde hace casi dos décadas siguen a la espera. Quizás, el ejemplo más evidente son los suelos de la extinta Fábrica de San Carlos (FSC), entre La Casería y la población naval de San Carlos.

Estos terrenos, tras el cierre de la factoría, se recalificaron para apostar por un desarrollo eminentemente residencial que no ha conseguido despegar todavía. En estos suelos se prevé la construcción de 850 viviendas, la mayoría de renta libre. Hace escasas semanas, el Ayuntamiento anunció la redacción de un nuevo Plan Especial de Reforma Interior (PERI) para retomar la actuación. Pero todavía queda mucho para que la construcción de esas viviendas dé inicio.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios