Provincia

El fiscal se opone a que los Galán recuperen el dinero intervenido

  • Aboga por mantener bloqueadas sus cuentas para garantizar las responsabilidades por supuesto blanqueo y explotación de la prostitución en sus clubs de alterne

Una de cal y otra de arena. Sí a que les devuelvan los coches intervenidos en el transcurso de la Operación Toscana, desplegada a mediados del pasado mes de febrero por la Guardia Civil contra la supuesta explotación sexual en los clubs de alterne de la familia Galán, pero no a que recuperen el dinero requisado y puedan disponer de las cuentas corrientes que les fueron intervenidas. En líneas generales, esto es lo que ha determinado el fiscal en el informe que la juez le requirió tras la petición en este sentido de los imputados, según informó ayer a este diario el letrado de los Galán, José Luis Tellado.

En su informe, apunta Tellado, el fiscal justifica su oposición a que la juez levante el bloqueo de las cuentas de los imputados y a que se les devuelvan las cantidades requisadas en sus clubs, para garantizar que harán frente a las posibles responsabilidades que puedan serles exigidas por el supuesto delito de blanqueo de capitales conexo con el también supuesto delito de explotación lucrativa de la prostitución en sus hoteles Galantería.

Para el caso de que, en vez de blanqueo de capitales, puedan acabar condenados por un delito contra la Hacienda, como se les imputa alternativamente, el fiscal cree también necesario mantener el bloqueo para que se garantice en este caso el pago de las responsabilidades civiles.

Con ello, en suma, cabe interpretar que el fiscal considera que la causa abierta contra los Galán por supuesto favorecimiento de la prostitución en sus burdeles tiene visos de prosperar y no de terminar sobreseida, como habían vaticinado los Galán tras ser excarcelados y permitírseles reabrir sus clubs.

Su abogado, así las cosas, no ocultó su extrañeza porque el fiscal siga manteniendo la acusación de blanqueo al considerar que, para ello, debiera haberse demostrado que las ganancias obtenidas provienen de un ilícito penal. Y a su juicio, hasta el momento en las diligencias no ha sido probado esto "al no haber ni un testimonio de las mujeres de que ejercieran la prostitución bajo coacciones". Porque los dueños siguen defendiendo que se prostituyen libremente, alquilándoles para ello habitaciones en sus hoteles.

Tellado confía en que la juez resuelva a favor de sus clientes y decrete la devolución del dinero, más que nada, en base al "principio de proporcionalidad, ya que tienen embargadas sus viviendas y los clubs y sólo la mansión de Juan Galán o uno de los hoteles ya garantiza el posible pago de las responsabilidades o las multas que les pudieran poner". En caso contrario, recurrirá.

La Guardia Civil, sin contar las cuentas, la recaudación de los clubs o el medio millón hallado bajo un jacuzzi en la casa de Juan Galán , cuantificó en 50 millones de euros el valor del patrimonio intervenido al patriarca, y a su mujer, y a sus hijos, el ex torero Juan Pedro Galán y Rocío Galán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios