Barbate

El pleno felicita a los policías locales que socorrieron a Karoly Schmolka

  • Los agentes lograron que el ciudadano rumano volviese a su país, con su familia, tras más de diez años viviendo en la indigencia

El último pleno de la Corporación municipal de Barbate ha aprobado por unanimidad de todos los grupos con representación felicitar a los agentes de la Policía Local por diversas actuaciones realizadas en el municipio.

La primera de ellas hacía referencia al reconocimiento a los agentes del Grupo 3 de la Jefatura Local por su labor desempeñada entre los meses de abril y noviembre del año 2016.

La segunda actuación estaba relacionada con el caso de Karoly Schmolka, un ciudadano rumano que se encontraba desaparecido de su país desde hace más de diez años y que logró volver a reunirse con su familia gracias a las gestiones realizadas por la Policía Local de Barbate. El hombre fue hallado en Los Caños de Meca en estado de indigencia.

Fue a principios del pasado mes de mayo cuando la Jefatura de la Policía Local de Barbate daba por culminadas las gestiones para reunir a Karoly Schmolka con su familia, de la que llevaba separado más de una década. Así, varios agentes procedieron a comunicarse con el Consulado de Rumanía en Sevilla con el fin de hallar a la familia Schmolka. Tras varias semanas de búsqueda, la familia contactó con la Jefatura babateña para identificar a esta persona y corroborar que se trataba efectivamente de Karoly Schmolka, desaparecido hace diez años cuando trabajaba en el sector de la construcción en Zaragoza. Inmediatamente, la familia expresó su deseo de que regresase a Rumanía, para lo que se iniciaron los trámites para obtener la documentación para viajar a través del Consulado rumano.

El jefe de la Policía Local, Jesús Varo, y agentes de ese mismo cuerpo y de Bomberos trasladaron a Schmolka al aeropuerto de Málaga. Allí lo esperaban un amigo de la familia y dos de sus primos para llevarlo de vuelta a Rumanía. La Policía Local tuvo conocimiento luego de que Schmolka se encontraba junto a sus padres en su casa, ubicada en la ciudad rumana de Cluj-Napoca.

Tras culminar ese encuentro, el alcalde, Miguel Molina, felicitó a los agentes que siguieron este caso "por su labor humanitaria, que ha concluido con la reunión de esta familia, y por el trabajo realizado durante más de un año de gestiones con el Consulado de Rumanía".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios