Provincia

Una estación pionera para medir el cambio climático y sus efectos

Comentarios 1

El Parque Natural de la Sierra de Grazalema cuenta ya con una de las estaciones más avanzadas del mundo para medir el cambio climático, que se convertirá en uno de los ocho puntos distribuidos en espacios naturales de la península de la red de investigación del proyecto ClimaDAT.

Esta infraestructura, que se inauguró ayer en el término municipal de Villaluenga del Rosario, utiliza tecnología punta para analizar en tiempo real el aumento de la temperatura de la tierra y sus efectos. La estación del parque de Grazalema permitirá analizar el impacto del clima en clave local, regional y global.Esta apuesta innovadora viene de la mano de la Obra Social La Caixa, en colaboración con el Instituto Catalán de las Ciencias del Clima (IC3), con el propósito de obtener datos para realizar un balance del comportamiento del clima y su relación con los ecosistemas con el fin de plantear soluciones que mitiguen este problema. Además, el proyecto cuenta con un acuerdo de trabajo con la Junta de Andalucía.

Los datos que se obtengan de las ocho estaciones de la red ClimaDAT, cuya inversión ronda los 6 millones de euros, se pondrán a disposición de la comunidad científica y la sociedad. Además, este conocimiento se integrará en la Red de Información Ambiental de Andalucía (REDIAM), como indicador complementario a los datos ya existentes para el seguimiento y análisis de tendencias del cambio global en la región. La elección del parque de Grazalema para desarrollar esta investigación atiende a las particularidades de esta zona por su pluviosidad y su ecosistema. De las ocho estaciones que promociona este proyecto, tres estarán ubicadas en Andalucía. Y la provincia de Cádiz es el espacio escogido para la ya inaugurada en Villaluenga y la que se abrirá en breve en el parque Natural del Estrecho. La otra se abrirá en el Parque Natural de Cazorla.

El propio consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Luis Planas, quiso ayer compartir este momento con el delegado general de La Caixa en Cádiz, Huelva y Ceuta, Miguel Ángel Palanco; el director de Área de Ciencia, Investigación y Medio Ambiente de la Fundación La Caixa, Enric Banda; el alcalde de Villaluenga, Alfonso Moscoso y el director del Laboratorio de la Atmósfera y los Océanos del IC3 y coordinador científico del CimaDat, José Antonio Morguí. El consejero alabó esta iniciativa y destacó la importancia de disponer de "esta información para poder dar respuesta al fenómeno del cambio climático". Durante la inauguración, Luis Planas destacó el compromiso de la Junta en su lucha contra este cambio y se refirió a los avances que la administración andaluza lleva a cabo con un anteproyecto de Ley de Cambio Climático de Andalucía para promover la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, favorecer el incremento de la superficie de sumideros naturales de CO2 y contribuir a la adaptación del territorio andaluz a los potenciales impactos del fenómeno climático. Fue crítico con la modificación de la Ley de Costas ya que, dijo, no se tiene en cuenta las consecuencias de este cambio climático. Antes de ello, el director del Área de Ciencia de la Fundación La Caixa, Enric Banda, habló de este proyecto pionero y único en el mundo. "Tenemos claro que la transformación auténtica vendrá del conocimiento, que permitirá a medio y largo plazo que las personas vivan mejor", reflexionó.

La red de medición ClimaDAT ha instalado, también, un punto de información del proyecto en el centro de visitantes de la localidad serrana de El Bosque para la divulgación de los objetivos educativos inmersos en esta apuesta científica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios