Provincia

El desplome de las marcas blancas lastra las ventas del vino de Jerez

  • Las salidas de bodega hasta agosto caen un 4,5% con los mercados tradicionales al frente del descenso

Numeroso público en la edición del ciclo de 'Copa en Copa' celebrado en septiembre en los Claustros dentro del programa de las Fiestas de la Vendimia. Numeroso público en la edición del ciclo de 'Copa en Copa' celebrado en septiembre en los Claustros dentro del programa de las Fiestas de la Vendimia.

Numeroso público en la edición del ciclo de 'Copa en Copa' celebrado en septiembre en los Claustros dentro del programa de las Fiestas de la Vendimia. / miguel ángel gonzález

Las ventas de vino de Jerez no levantan cabeza. El mercado español salva los muebles con un ligero aumento de las salidas (0,15%) en lo que va de año frente a la brusca caída de las exportaciones, que se dejan hasta agosto un 7,8% del volumen comercializado respecto a los ocho primeros meses del ejercicio anterior. Entre enero y agosto salieron de las bodegas del Marco un total de 18,3 millones de litros, lo que se traduce en una bajada del 4,5% -en el mismo periodo de 2017 se rebasaron los 19,1 millones de litros-.

España acapara el 43% de las salidas totales con cerca de ocho millones de litros, más del doble que los destinados a Reino Unido, el principal mercado exterior del jerez, que retrocede hasta los 3,6 millones de litros tras un vertiginoso descenso del 12,2%.

Las ventas totales se resienten de la caída de las exportaciones, marcadas por el fuerte descenso de los mercados tradicionales, que además del Reino Unido engloba a Holanda -con 2,8 millones de litros y -13,4%- y Alemania -que cede el 1,55% en términos relativos con 1,2 millones de litros-.

Europa, en su conjunto, supera a duras penas los nueve millones de litros tras una caída del 8,9%, situación que cabe atribuir exclusivamente a la progresiva pérdida de cuota de mercado de las marcas blancas (BOB), asociados por norma general a vinos de bajos precios que algunas bodegas abandonaron por su escaso margen de rentabilidad.

Dentro de las exportaciones, Estados Unidos y Japón dan motivos para la esperanza con sendos repuntes del 8,7%, en el primero de los casos, y del 32,9%, en el segundo. El continente americano, en su conjunto, supera ligeramente el millón de litros comercializados tras un incremento del 1,2% y gracias al empuje del mercado estadounidense, que alcanza los 770.000 litros hasta el cierre de agosto. El aumento en Asia supera el 9%, aunque con un volumen muy inferior, en concreto cerca de 150.000 litros, de los que 110.000 corresponden al país nipón.

En el Total Acumulado Móvil (TAM), que mide las salidas durante los doce últimos meses, las ventas totales de vinos de Jerez registran un descenso del 5,6% y 31,7 millones de litros comercializados -un año antes, las salidas totales de bodegas rozaban los 33,6 millones de litros, casi dos millones más que en la actualidad-.

El derrumbe de las marcas blancas en los mercados tradicionales tiene reflejo igualmente en el resultado de las exportaciones, que se dejan casi un 8,5% con un volumen de 19,8 millones de litros. El grueso de la caída se concentra en Europa, que arroja una caída del 9,6% en sus algo menos de 17,8 millones de litros vendidos. Estados Unidos se acerca a sus registros de hace dos años con cerca de 1,3 millones de litros. En Asia, donde el jerez tiene una presencia mucho más simbólica, las ventas se reducen por encima del 6% pese a la fuerte subida de casi el 20% en Japón.

España mantiene el tipo en el acumulado móvil hasta agosto, en el que suma 11,9 millones con un leve descenso del 0,35%.

Hace justo una década, las ventas de jerez bajaron de la barrera de los 50 millones de litros, para quedarse en 2009 en el entorno de los 46 millones. Desde entonces, los caldos jerezanos acumulan un descenso del 30% sin que las ventas en el mercado nacional registren apenas variación entre las cifras de entonces y las actuales. Quiere esto decir a las claras que el jerez pierde vocación exportadora a marchas forzadas, aunque en compensación ha recuperado prestigio y calidad, además de valor, si bien las bodegas se siguen resistiendo a facilitar datos que corroboren la mayor rentabilidad que obtienen en la actualidad por la comercialización de sus vinos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios