Provincia

Se cumplen ya siete meses sin que se sepa nada de Raquel Pozo García

  • La mujer, de 35 años, desapareció en Puerto Real el pasado 16 de mayo

  • La Policía mantiene abierta la investigación

Raquel Pozo García, desaparecida. Raquel Pozo García, desaparecida.

Raquel Pozo García, desaparecida. / D.C.

Hace ya más de siete meses que se perdió el rastro de la puertorrealeña Raquel Pozo García, que el pasado 1 de septiembre cumplió 35 años. Desde el 16 de mayo, cuando habló con su padre por última vez, nada se ha sabido de ella. Ese día le comentó a sus padres que estaba en casa de un amigo, "pero no nos dijo ni dónde ni qué amigo era. Y no hemos logrado saberlo", lamenta Bernarda García, madre de la desparecida.

Aunque a la familia no le extrañó que estuviese unos días fuera de casa, puesto que algunas veces lo hacía, sus padres aseguran que siempre llamaba para preguntar por ellos. "Eso es lo que más nos angustia. Ella es muy pesada con su padre y siempre está llamándolo por teléfono para hablar con él. Ahora hace siete meses y 19 días que no lo hace y nos tememos que algo le ha pasado", explica la madre.

Nos comentó que iba a casa de un amigo, pero no nos dijo ni quién era ni a dónde se iba"

La familia no encuentra ningún motivo por el que la mujer haya podido irse voluntariamente. "Yo la tuve conmigo 15 días en casa. Después regresó a la suya y a los cuatro días desapareció sin dejar rastro", apuntan. Además ven muy extraño que tampoco se haya puesto en contacto con el hijo que tiene de 11 años "y que no para de preguntar por ella", dice la madre muy apenada.

"Tengo 55 años y éstas están siendo las Navidades más amargas de mi vida", dice Bernarda. "Hemos hecho de todo para encontrarla y la Policía nos dice que está investigando, pero no sabemos nada de eso". Los padres de Raquel lamentan que desde la desaparición de su hija se hayan dado muchas pistas que resultaron falsas. "Nos han dicho de todo: que estaba en San Fernando pidiendo, que se había ido a Marruecos y hasta que había aparecido muerta en Las Canteras. Nadie sabe lo que sentimos cada vez que nos enteramos de algo así".

Tras siete meses de búsqueda, la familia pide toda la colaboración posible para dar con su paradero o esclarecer lo que le haya podido pasar. Raquel Pozo García tiene 35 años, mide 1,65 de altura y pesa entre 65-70 kilos. Tiene el pelo largo y liso de color castaño y en el momento de la desaparición llevaba unas gafas con montura de color blanco. Tiene dos tatuajes, uno en la espalda con la imagen de un delfín y otro en la mano con el nombre de Dani.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios