Provincia

La crisis no alcanza a los cotillones

  • Los establecimientos hoteleros dicen que el ritmo de reservas para las cenas con fiesta para despedir el año no se ha resentido e incluso en algunos casos se han superado las previsiones del año anterior

Crisis, ¿qué crisis?. Esta frase podría ponerse en boca de algunas de las personas que acudirán el próximo día 31 a despedir el año a algunos de los cotillones con cena organizados en establecimientos hoteleros y de ocio de la ciudad.

Si bien es cierto que este año se ha reducido el número de hoteles que han organizado cenas de gala y cotillones, los que se han decidido a hacerlo están cosechando buenos resultados. Es el caso de hoteles como el Monasterio de San Miguel, el hotel Bodega Real (ambos de cuatro estrellas) o el Casino Bahía de Cádiz.

En el caso del hotel Monasterio, la cena y el posterior cotillón son ya un clásico ya que se vienen celebrando desde hace años y buena parte de los asistentes son ya asiduos. responsables del establecimiento aseguran que este año no sólo se han resentido las reservas a causa de la crisis, sino que las ventas van a mejor ritmo que el año pasado, ya que a falta de una semana para despedir el año ya se han vendido unas 250 plazas de las aproximadamente 300 que admite el salón. Hay que decir que cada persona debe pagar 175 euros para asistir a la cena y posterior fiesta, que incluye un menú acorde con la ocasión, incluyendo bebidas, y un baile con barra libre y música en vivo, incluyendo un tentempié de madrugada. "Muchas de las reservas las realizan extranjeros, este año tenemos muchos ingleses", explican desde el hotel, para añadir que en algunos casos son familias enteras las que acuden a la cena y a la celebración. En esas fechas de final de año el hotel suele registrar muy buena ocupación ya que muchos de los asistentes a la cena y posterior baile se quedan también a dormir.

Un caso parecido es el del hotel Bodega Real, en la calle Albareda, que también organiza una cena de gala en el restaurante Armonía y posterior cotillón. En este caso el precio es de 165 euros por persona y las reservas también marchan a muy buen ritmo, como señala el personal del hotel. En este caso se calcula que el aforo rondará las 150 personas.

Otro establecimiento que no ha renunciado a celebrar su fiesta de fin de año es el Casino Bahía de Cádiz. En este caso el precio por persona es algo inferior al de los hoteles, 105 euros, aunque con la particularidad de que al celebrarse en el interior de la sala de juegos (tanto el restaurante como el salón donde se celebra el baile están dentro de la misma) sólo pueden acudir personas mayores de 18 años. Otra diferencia con los hoteles es que no ofrecen alojamiento por lo que es habitual que desde algunos establecimientos de hospedaje de la ciudad se pongan en contacto con el Casino para realizar reservas de clientes para despedir el año.

La responsable de Marketing del Casino, Francisca de Asís Gómez, explica que en su caso aún es pronto para saber cómo responderá el público en este difícil año, ya que sabe por experiencia que lo más habitual es que las reservas se disparen hacia final de año. En el Casino el aforo es más limitado, para unas 80 personas, y la oferta incluye una cena de gala junto a las tradicionales uvas y baile animado por orquesta. En este caso no hay barra libre sino que se invita a la primera copa del cotillón.

Ya bajando un poco de nivel se siguen celebrando los tradicionales cotillones dirigidos a los jóvenes, a un precio medio que ronda los 50 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios