Provincia

Un congreso para caminar o reventar

  • La alcaldesa de Sanlúcar concurre como abanderada del griñanismo con el reto de zanjar las disputas con Sevilla. El regidor de Barbate rechaza las "injerencias externas" y ve vital que el PSOE gaditano mantenga su identidad

Comentarios 10

O camina o revienta. Al PSOE de Cádiz ya no le queda otra. El partido que hasta no hace mucho tiempo fue la referencia de la mayoría de los gaditanos llega hoy a la encrucijada. Atrás quedan dos años y medio de disputas permanentes y de espectáculos bochornosos que han creado un ambiente irrespirable en el seno de esta formación política y que ha abierto una brecha entre estas siglas y una sociedad demasiado azotada por la crisis y el paro como para preocuparse de sus políticos. Hay hoy crispación, mucha, entre los dirigentes del socialismo gaditano; pero hay hoy también esperanza, alguna, entre sus militantes. Creen que aún hay posibilidades de que termine ondeando una bandera blanca. Y tienen claro que ese armisticio o se firma hoy, una vez que concluya el congreso provincial en el que se elegirá al sustituto o sustituta de Francisco González Cabaña, o todo se encaminará a una guerra puede ser aún más cruenta.

Los responsables de que esa paz socialista se visualice no serán los 333 delegados que hoy asistirán al congreso provincial que se celebrará en un hotel de Novo Sancti Petri, en Chiclana. Ellos elegirán en conciencia entre el alcalde de Barbate, Rafael Quirós, o la regidora de Sanlúcar, Irene García, para liderar esta nueva etapa. Las personas que realmente tienen en su mano reunir al PSOE de Cádiz son los referentes de los dos sectores en los que hoy está claramente dividido el partido (oficialistas y griñanistas), que acuden a esta lucha cuerpo a cuerpo a priori con las fuerzas igualadas pero defendiendo dos modelos de partido diferentes.

De ello dieron ayer buena cuenta los dos aspirantes a la secretaría general, que en su último mensaje antes del cónclave dejaron claro los puntos que les unen y los que los distancian. Lo más destacado quizás fue el compromiso de ambos -García y Quirós- de propiciar una ejecutiva de integración una vez que se conozca el resultado de la votación de hoy. Es decir, que si ambos cumplen su palabra no sucederá en Cádiz lo mismo que pasó el pasado fin de semana en el congreso regional de Almería, donde el secretario general del PSOE-A, José Antonio Griñán, no dejó hueco alguno en su equipo de dirección para sus críticos.

El primero en lanzar el guante fue el alcalde de Barbate, que en un desayuno informativo en la sede de la agrupación local del PSOE gaditano, en la calle Gaspar del Pino, aseguraba que en caso de convertirse en el nuevo secretario provincial "reservaré un porcentaje generoso en mi ejecutiva a los miembros de la otra candidatura que decida Irene". E incluyó un dardo: "Eso lo haremos con total autonomía e independencia, sin necesidad de tener que coger el teléfono para que otros nos den instrucciones".

El guante de Quirós lo cogió Irene García de buen grado. Fue en una rueda de prensa celebrada apenas una hora después y calle arriba, en la sede provincial de la gaditana plaza de San Antonio. Preguntada por los periodistas sobre esta hipotética ejecutiva de integración, respondió rotunda: "Si gano no escatimaré esfuerzos y empeño para que la nueva dirección provincial del PSOE represente a la inmensa mayoría de esta provincia para hacer un partido unido y con un proyecto solvente y consistente", dijo la máxima autoridad municipal de Sanlúcar.

Otro punto de encuentro entre ambos se centró en la importancia que los dos dirigentes dan a la opinión de la militancia del partido sondeada en las reuniones que han venido manteniendo en las últimas semanas. "Los militantes nos han dicho que el PSOE tiene que estar en la calle y que nuestra obsesión debe ser atender los problemas que están sufriendo miles de familias", dijo Irene García. Una lectura similar hace Rafael Quirós, que considera que el mensaje de sus militantes es "que el PSOE tiene que espabilar". "Tenemos que ser contundentes ante los ataques del PP a la sociedad", apostilló.

También coincidieron ambos candidatos a la hora de derrochar optimismo de cara a la cita de hoy. El más original en este sentido fue Quirós que, al ser preguntado por la votación final, dijo convencido: "Vamos a ganar por cuatro votos". Irene García no entró en quinielas -"yo no estoy para contar votos", dijo- pero sí aseveró que a partir de hoy "empieza algo nuevo en el PSOE de Cádiz" que vendrá motivado por "las muchas expectativas y esperanzas que ha abierto la candidatura que yo represento".

Las diferencias entre las dos candidaturas se centran, por tanto, en el modelo de partido que defienden. Unos, los oficialistas encabezados por Rafael Quirós, insisten en la necesidad de que el PSOE gaditano mantenga lo que han denominado su "identidad propia" para poder desarrollar su proyecto sin las injerencias externas que, consideran, ejerce la dirección regional del partido. Los griñanistas aglutinados en torno a Irene García, por su parte, rechazan este argumento, responsabilizan a la dirección provincial saliente de buscar disputas continuas con el equipo de Griñán y apuestan por retomar entre ambas ejecutivas la sintonía que en los dos últimos años ha brillado por su ausencia.

Pero hay más diferencias. Así, por ejemplo, Irene García obvió ayer en todo momento al secretario provincial saliente, Francisco González Cabaña, al que ni siquiera citó en su rueda de prensa. Es más, dijo que la aprobación o rechazo de su informe de gestión "no debe ser motivo de preocupación, porque lo importante es construir un nuevo futuro para el PSOE". Radicalmente contraria fue la postura de Quirós, que dijo que Cabaña "ha hecho mucho por este partido durante estos 12 años y se marcha por la puerta grande y con mucha elegancia". También dijo que a Cabaña "le hicieron una gran putada al obligarle a renunciar a la Alcaldía de su pueblo, algo que pienso que jamás tendría que hacer aceptado". Eso sí, precisó que Cabaña ya no se presenta a la reelección y que, por ello, la candidatura que él encabeza "también es la del cambio en el PSOE". Y ahí lanzó otro dardo: "Uno de los ejemplos de renovación de la otra candidatura es Pilar Sánchez, que apoya a Irene García", arguyó.

Pero hay más diferencias. Quirós volvió a acusar ayer a la dirección regional del PSOE de no ser neutral en este proceso congresual de los socialistas gaditanos, algo que rechazó de plano la regidora sanluqueña. Y también discreparon sobre la primera medida que adoptarán en caso de llegar a la secretaría general del partido. Así, el alcalde de Barbate anunció que de inmediato se pondría en contacto con Mario Jiménez, nuevo vicesecretario general del PSOE-A, con objeto de consensuar los nombres de los futuros delegados provinciales de la Junta para que puedan ser nombrados el próximo martes. La regidora sanluqueña, por su parte, indicó que sus primeras llamadas serían para los representantes de los sindicatos y de la patronal, para iniciar así el diálogo con los agentes sociales.

El congreso de hoy será abierto por Juan Cornejo en su calidad de secretario de Organización del PSOE-A. Posteriormente Francisco González Cabaña expondrá su informe de gestión, al que seguirán las intervenciones de los dos candidatos a relevarle, cuyo orden se elegirá previamente por sorteo. Las votaciones está previsto que se lleven a cabo entre las 14 y las 15 horas. Luego vendrá el recuento y la proclamación del nuevo líder del PSOE de Cádiz, antes de que por la tarde se debata la conformación de los nuevos órganos de dirección.

La cifra clave es 167, que es el número de votos que garantizaría la victoria al candidato que los logre reunir. En el penúltimo congreso, celebrado en El Puerto para elegir a los delegados al cónclave federal de Sevilla, la lista oficialista liderada entonces por Francisco González Cabaña ganó por apenas nueve votos de diferencia. Y en el último congreso, vivido el mes pasado en Chiclana para elegir a los delegados al regional de Almería, el triunfo fue para los griñanistas, aunque por un margen aún más estrecho de apenas dos votos. Con estos precedentes está claro que el futuro del PSOE de Cádiz está más en el aire que nunca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios