Provincia

El complejo de golf Arcos Gardens echa el cierre el próximo 5 de mayo

  • En concurso de acreedores, los propietarios dejarán en la calle a un total de 48 trabajadores

Comentarios 2

El complejo de golf y turístico Arcos Gardens, ubicado en el conocido cortijo Faín, cerrará sus puertas el próximo 5 de mayo por falta de liquidez, dejando en la calle a los 48 trabajadores de la plantilla. Este núcleo deportivo y además, residencial, que abrió sus puertas hace ocho años, se encuentra desde hace meses en concurso de acreedores por los problemas financieros que arrastra derivados de la crisis y de la falta de venta de las villas de lujo y casas que se levantaron en el complejo.

Cabe destacar que Arcos Gardens, ubicado en la carretera de Algar, kilómetro 3, se consagró como un espacio deportivo y residencial a lo largo de 172 hectáreas, donde se han levantado un campo de golf de 18 hoyos, equipamientos, villas y adosados. Además, cuenta con el conocido complejo hotelero Cortijo Faín, que también cesará su actividad el día 5 de mayo. La firma Novaterra, participada por la familia Mora Figueroa, es la propietaria de estas instalaciones consideradas, a nivel deportivo, como uno de los mejores espacios de interior para la práctica del golf. Sin embargo, la falta de liquidez ha ocasionado que los 48 empleados de las tres divisiones (golf, inmobiliaria y hostelería) se hayan visto afectados desde diciembre de 2013 por un ERTE que culminará el próximo día 31 de mayo. A partir del 1 de junio, la plantilla al completo se quedará sin trabajo.

Hasta ahora los empleados han visto reducida su jornada laboral al 55 %, lo que ha afectado al normal desarrollo de las estancias deportivas y hosteleras. "Hemos tenido que rechazar grupos por falta de personal", señaló ayer uno de los trabajadores afectados, que reconoció que, desde hace cuatro años, la propietaria de Arcos Gardens ha ido reduciendo el número de empleados de una plantilla que ha sobrepasado en ocasiones los 70 trabajadores. Los afectados dicen tener los ánimos por los suelos después de haber visto levantar este complejo como punta de lanza para un turismo de excelencia para Arcos y la comarca.

Así lo definía ayer el alcalde de Arcos, José Luis Núñez (PP), quien reconoció que este complejo es un "referente" para atraer visitas a la localidad. En este sentido, Núñez avanzó que "me consta que hay grupos inversores interesados en comprar este espacio", para reconducir esta situación. Por su parte, los empleados añadieron que "oficialmente no sabemos nada, aunque tenemos un hilo de esperanza para que realmente sea así".

Por su parte, el delegado de Turismo del Ayuntamiento arcense, Manuel Romero (AIPro), reconoció que el campo y el club de golf han funcionado "muy bien" hasta ahora, con la presencia de escuelas deportivas de distintos puntos, muchas de ellas nórdicas, al igual que el complejo hostelero. Y deseó que este cierre no afecte al sector turístico local. El representante municipal coincide con otras fuentes en que el desplome del ladrillo ha acelerado el cierre de este emplazamiento. Al parecer, muchas de las villas desarrolladas en Arcos Gardens estarían si vender. El proyecto inicial de 2007 hablaba de un desarrollo cercana a las 400 viviendas, que se construirían en distintas fases. El cierre del complejo no tiene por qué afectar a aquellos propietarios que en su día adquirieron una vivienda en el mismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios