Provincia

La ciudad estrena tanatorio y tendrá "en breve" otro cementerio

  • La alcaldesa inauguró ayer las instalaciones promovidas por el Consistorio y tres empresas del sector en la carretera de Trebujena para prestar servicio a la comarca

Decenas de personas, entre autoridades públicas de la comarca y profesionales del sector, asistieron ayer a la inauguración del Tanatorio de San Nicolás, construido en el acceso de Sanlúcar por la carretera de Trebujena, en concreto a 1,5 kilómetros del casco urbano de la ciudad.

La alcaldesa, Irene García, intervino en el acto para expresar su "satisfacción" por la apertura de "este servicio tan necesario", subrayando la "apuesta decidida" de las tres empresas que lo promueven junto al Ayuntamiento, a saber, Gesmar, Albia y Ramos Guerrero. La regidora sanluqueña añadió que es un "edificio moderno y accesible" como resultado de "un magnífico trabajo" que se verá completado con la puesta en funcionamiento del futuro cementerio municipal de la localidad, situado en el mismo lugar.

En nombre de la empresa mixta constituida para gestionar el tanatorio se dirigió a los presentes el consejero delegado Alberto Ortiz, que comparte con José Romero esta responsabilidad. Ortiz explicó las características del inmueble anunciando que el nuevo servicio abrirá en estos últimos días del año, en tanto que el futuro camposanto lo hará "en breve". Luis María Vicente habló en representación de Avisur, la empresa que ha ejecutado las obras de construcción, destacando que el tanatorio "es muy digno de la ciudad", aparte de aludir a su carácter "moderno".

Este servicio dará cobertura a la población de la comarca de la Costa Noroeste. Está ubicado en una parcela de 177.000 metros cuadrados, superficie que incluye el futuro cementerio. El edificio, que cuenta con más de 2.000 metros cuadrados construidos, dispone de un recibidor de 400 metros que da acceso a cuatro salas. Éstas poseen "diferentes ambientes para la recepción de familiares y amigos, con una zona separada para la vela, túmulo refrigerado y aseos". El inmueble tiene, igualmente, una cafetería, una capilla con capacidad para 250 personas, un espacio de exposición y venta de flores y artículos funerarios, un aparcamiento para 150 vehículos, y oficinas de atención al público, todo ello con accesos adaptados para personas discapacitadas. Completan el tanatorio "una sala de autopsias, preparación y tanatopraxia", cámaras de conservación y demás "instalaciones propias de una funeraria adaptada a los nuevos tiempos: almacén, cochera, lavadero de vehículos, vestuarios con duchas y aseos para el personal, etcétera", comentó Ortiz.

Por otro lado, según agregó el consejero delegado, "como alternativa a la inhumación y para dar respuesta a una prestación cada vez más solicitada, el tanatorio cuenta entre sus instalaciones con un área de cremación equipada con tecnología de última generación para que sus emisiones -inodoras e incoloras- no contengan ningún componente que afecte al ser humano, cumpliendo escrupulosamente con el Reglamento de la Calidad del Aire de la Junta de Andalucía y con la normativa de la Unión Europea al respecto, pasando también por rigurosos controles periódicos para mantener, permanentemente, la calidad medioambiental de las instalaciones".

El arcipreste de Sanlúcar, Juan Mateos Padilla, acompañado del párroco Esteban Chacón, bendijo el tanatorio tras la inauguración

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios