Elecciones autonómicas

A por una rotunda mayoría

  • Pedro Sánchez expresa su respaldo a Susana Díaz en un multitudinario acto en Chiclana en el que arremeten contra PP y Ciudadanos, a los que califican de "coalición de perdedores"

Comentarios 2

Las Bodegas Vélez de Chiclana quedaron más que pequeñas para el acto electoral protagonizado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la candidata a la presidencia de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. Más de 1.500 personas acudieron a una cita en la que no pudo entrar gran parte del público para presenciar el mitin de ambos mandatarios socialistas.

Pedro Sánchez dio un extenso repaso a los logros socialistas desde la moción de censura hace cuatro meses y también trazó las líneas a seguir por el PSOE en los próximos tiempos. Pero de camino también censuraba al PP y Ciudadanos por no tener proyectos para Andalucía y al mismo tiempo les acusaba de “despreciar” a la comunidad. Además, tuvo palabras de acercamiento y de complicidad dirigidas expresamente a Susana Díaz al manifestar que cumplirá con el Estatuto de Andalucía, “de modo que el Estado contemplará en sus inversiones el peso poblacional de la comunidad andaluza”.

Sánchez aseguró que los socialistas serán los que van “a reconstruir y afianzar” el Estado del bienestar “después de siete años de Gobierno del PP, con el respaldo los dos últimos de Cs”. En este sentido, puso como ejemplo la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que incluye el proyecto de los Presupuestos Generales del Estado. “Con su apoyo o sin su apoyo lo sacaremos adelante porque un país rico no puede tener trabajadores pobres”.

Sánchez: "Haya o no haya Presupuestos, la revalorización de las pensiones están garantizadas en 2019"

En esta misma línea, afirmó que, “haya o no haya Presupuestos, la revalorización de las pensiones estará garantizada en 2019”. También avanzó otros aspectos como la equiparación de los permisos por maternidad y paternidad o el registro de horas extraordinarias “para acabar con la explotación laboral”, dijo.

El secretario general de los socialistas indicó en el transcurso de su intervención que el “tren de las victorias socialistas tiene su primera parada en Andalucía”. Así, se mostró convencido de que el PSOE “ganará en Andalucía, pero no sabemos quién quedará segundo, lo más importante es que nadie se quede el 2 de diciembre en casa para que haya una rotunda mayoría”.

Sánchez, al igual que Díaz, criticaron “el abandono de la moderación” durante la campaña electoral por parte de la formación popular y naranja. “Está creciendo la extrema derecha por su irresponsabilidad política. Y en Andalucía, España y Europa no hay cabida para discursos machistas, xenófobos y excluyentes”. De esta manera, instó al PP y Cs a que sean “coherentes”, ya que estos siete años “han estado diciendo que hacía falta regenerar las instituciones y nosotros, en poco más de cuatro meses y 84 diputados, vamos a proponer una reforma constitucional para acabar con el aforamiento” de los diputados para que la apoyen.Por su parte, nada más tomar la palabra, Susana Díaz auguró que el acto de Chiclana sería uno de los mejores de la campaña, justo antes de animar a los allí presentes a “empujar en positivo para conseguir una victoria lo suficientemente amplia como para impedir que nadie nos pueda parar o bloquearen el gobierno”. En esta línea, la candidata socialista quiso dejar clara la que, para ella, es la principal diferencia entre su partido y el resto, “nosotros hablamos de lo mejor para Andalucía, y enfrente tenemos a seis o siete partidos que sólo piensan en meterse con el PSOE y conmigo, una coalición de perdedores que sólo piensa en cómo parar a los socialistas”, dijo.

En un accidentado discurso, que tuvo que parar momentáneamente hasta en dos ocasiones debido a la intervención de una espontánea que pedía el voto nulo con una pancarta y que fue desalojada por la seguridad del evento y a causa de la indisposición de uno de los asistentes al acto, que fue atendido por los servicios sanitarios, Susana Díaz quiso dejar clara la importancia de obtener una victoria clara y contundente el próximo 2 de diciembre, “para que el resto de partidos no puedan bloquear nuestro gobierno y podamos desarrollar los proyectos que tenemos previstos con plenas garantías”, reclamó.

“Tengo que pediros que no os relajéis, porque la derecha está rabiosa, y cuando está así es capaz de cualquier cosa”, afirmó la presidenta de la Junta, reclamando la implicación de militantes y simpatizantes en la campaña, calificando al PSOE como “un partido de banda ancha, en el que cabe todo el mundo”.En relación con el Gobierno central, la candidata socialista agradeció a Sánchez su implicación con Andalucía, en asuntos como el de las corbetas, “frente a los que en Madrid dicen una cosa y en Cádiz otra”, o el del reciente anuncio de la importante inversión multimillonaria que el Gobierno central dedicará al Campo de Gibraltar.

Aseguró que “aquí no se cierran centros sanitarios como sucede en otras zonas”, culpando a “algunos alcaldes del PP de que no se hayan abierto otros, como el de Vejer”, y anunció la intención de su partido de ampliar el servicio a través de parches para los diabéticos a partir de los 18 años en los próximos ejercicios, así como implantar la digitalización de las listas de espera en la sanidad pública, “para que todo el mundo pueda saber cuándo le toca en una cuestión tan importante como ésta”, explicó. Una mejor atención en Dependencia, con la asunción del 50% por parte del Estado, o priorizar en que el 75% del pago que realiza la Junta en este concepto vaya para los cuidadores profesionales, fueron otras de las propuestas en clave social que realizó la candidata el PSOE.

En el acto también intervinieron el vicepresidente de la Junta, Manuel Jiménez Barrios, la presidenta de la Diputación de Cádiz, Irene García, y el alcalde chiclanero, José María Román, quienes coincidieron en augurar una victoria socialista el próximo 2 de diciembre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios