Medina Sidonia

Nuevas cesiones amplían el museo arqueológico municipal

  • Todas las piezas arqueológicas pertenecen a la colección privada de Antonio Orellana

El asidonense, Daniel Caballero, sostiene una de las piezas donadas para el archivo histórico de la localidad. El asidonense, Daniel Caballero, sostiene una de las piezas donadas para el archivo histórico de la localidad.

El asidonense, Daniel Caballero, sostiene una de las piezas donadas para el archivo histórico de la localidad. / D.C. (Medina Sidonia)

Antonio Orellana siempre será recordado en Medina Sidonia como una persona que amaba la historia de su pueblo, dada su afición a la numismática, la fotografía, los libros y la arqueología. Siempre que en la localidad asidonense se habla de monedas romanas o de piezas arqueológicas, aparece el nombre de Antonio Orellana, fallecido hace casi una década.

Hace unos meses, un grupo de asidonenses, entre los que se encuentra Daniel Caballero se pusieron en contacto con su familia para comunicarles que desde hace unos años, se está llevando a cabo una campaña de concienciación, con el objetivo de que aquellas personas que guardan en sus casas restos arqueológicos aparecidos en la población a lo largo de los años, puedan donarlos al museo arqueológico, para que sean estudiados por los arqueólogos y a su vez, puedan ser expuestos en el museo y los vecinos y visitantes, puedan contemplar la historia local y disfrutar de ella.

Desde el primer momento, la familia Orellana se mostró favorable con la propuesta, ya que tenían una cosa muy clara: “A Antonio le habría encantado que todo el pueblo pudiera disfrutar de sus piezas”.

Después de varias reuniones con su esposa e hijas, la familia aceptó y se contactó con el arqueólogo, Salvador Montañés, para que realizara un inventario de todas y cada una de las piezas, y se programase el traslado de todas ellas a los fondos del museo. Así se hizo. Las piezas fueron trasladadas a las oficinas del museo donde han sido estudiadas por el arqueólogo y se ha realizado un minucioso inventario donde figura todo lo donado.

A la familia se le ofreció la posibilidad de crear en el propio museo una exposición temporal, que duraría aproximadamente un año, y dónde se expondrá todas y cada una de las piezas donadas por esta familia, como fotos de los descubrimientos y hallazgos arqueológicos para el municipio, como las cloacas romanas, que fueron localizadas a principios de los años 60 por el Grupo GADES, del cual, Antonio Orellana era fundador.

La colección donada está compuesta por más de 40 monedas romanas de importante valor, ungüentarios y apliques romanos, hachas del paleolítico y neolítico, inscripciones árabes y romanas, amuletos, una estatua Cristiana de una Virgen de piedra caliza. A todo ello se unen cristales, lanzas, flechas, campanitas y dedales de distintas épocas. Antonio Orellana, ya donó dos lápidas funerarias romanas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios